ÁLAVA BOSTARRATXETA
Bergantza-Onsoño
5644
visitas
Altitud: 558 m Distancia: 2,25 km Desnivel: 308 m Pendiente Media: 13,7 % Coeficiente: 154
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Josemi Ochoa

 

Localización: Desde Areta (Llodio), seguimos la BI-2522 que va junto a la autopista hacia Vitoria. Al llegar a Alava se convierte en la A-2522 y 1,3 km después del cambio de provincia, llegamos al pequeño barrio de Bergantza. Entramos a la derecha por la A-3616. Al de cien metros cruzamos el río. El inicio está nada más cruzarlo, a la derecha, antes de pasar bajo la autopista.

Especificaciones: Carretera estrecha, con asfalto un tanto cuarteado en su inicio, aunque no presenta problemas, y sin señalización horizontal. A partir de Onsoño, pista de cemento con bastante gravilla, lo que prácticamente nos obligará a subir sentados. Pocas sombras, pero por suerte continuas en la parte más dura antes de Onsoño. Tráfico inexistente.

Fuentes: No hemos visto ninguna.

Comentario: Onsoño es un escondido y pequeño barrio del municipio de Amurrio, muy alejado de dicha localidad. En nuestra ascensión, sobrepasaremos el citado barrio por una pista de cemento, hasta un collado conocido como Bostarratxeta, del cual recibe el nombre. Podríamos continuar aún más, pero lo que sigue prácticamente es un falso llano con algún repecho y el suelo se estropea bastante, aunque si hemos ascendido en BTT, podremos seguir por buenos caminos hasta Amurrio, Luyando, Orozko o Llodio.
Se trata de una ascensión con unas rampas durísimas, con porcentajes que en algún punto llegan al 30%. Del km 0,1 al 1,1, es el km completo más duro sobre asfalto que hemos encontrado en Euskadi hasta la fecha: un 16,9% de media y eso que tiene 100 metros prácticamente llanos. Y los 400 metros entre el km 0,7 y el 1,1 tienen nada menos que un ¡23,5%! de media. Realmente tremendo. Aunque quien quiera “disfrutar” de esta locura, deberá hacerlo pronto, ya que en el verano de 2010 se aprobó un presupuesto para rehacer la carretera disminuyendo la pendiente.El nuevo trazado se terminó en 2013 y es mucho más regular, aunque la pendiente media supera el 13%.
Nada más comenzar el ascenso, pasamos bajo la autopista y nos encontramos con una espectacular S que llega al 22%, pero que solo es un aperitivo de lo que nos espera. Seguimos por un tramo con pendiente entre el 11% y el 17%, hasta llegar a una curva a izquierdas, junto a un depósito de aguas, donde dicha pendiente cesa bruscamente e incluso hay un leve descenso hasta llegar a una herradura. Y aquí nos encontramos con algo que nos nublará la vista: una recta de 200 metros que llega hasta un 27%. Al final de la misma vemos unas casas, que están en ruinas, y la señal indicadora de Onsoño. Apretamos los dientes y como podemos llegamos hasta allí, donde la pendiente decrece hasta un “módico” 18%. Pensamos que lo peor ha pasado y que ya hemos llegado al barrio, pero tras describir una ligera curva, el no va más: otra rampa similar aún más dura, en recta, y que aunque a la vista no lo parece, llega incluso a superar el 30% al poco del inicio. La carretera estrecha y el suelo con bastantes agujas de los pinos, hace imposible el intentar serpentear un poco e incluso es peligroso ponernos de pie porque a veces patina la rueda. Así que pasada la mitad de la rampa, se nos apagó la chispa y tuvimos que rendirnos, arrimarnos a la cuneta, echar el pie al suelo y subir andando unos metros hasta llegar a un punto por debajo del 20%. Un reto para los más fuertes. Por supuesto, ni intentarlo con dos platos. Tras la rampa, la pendiente decrece fuertemente hasta pasar las casas del verdadero barrio de Onsoño. A partir de aquí, el suelo, como hemos comentado pasa a ser de cemento y aunque la pendiente alcanza un 18% durante un buen trecho, nos parecerá un descanso, visto lo que hemos pasado. Un ligero descenso y otra rampa fuerte nos llevan hasta el collado en un cruce de caminos junto a un hayedo, donde damos por terminado el ascenso. Las vistas son estupendas, favorecidas por el hecho de que la ladera de la derecha carece de arbolado, barrido por la famosa ciclogénesis explosiva de enero de 2009.

Fotos:

Mapa de situación


El inicio en Bergantza, nada mas cruzar este puentecillo.


La impresionante S nada más pasar bajo la autopista.


Vista desde arriba, impresiona aún más. Os prometemos que la foto no está trucada ni tomada con zoom.


Un tramo que parece suave, pero estamos en el 14% de media.


Al fondo, el depósito de agua donde a la izquierda viene un tramo llano...


...que acaba en esta herradura, donde se inicia el “muro”. En la foto no impresiona.


El cartel de Onsoño y las casas en ruinas. Aquí sí se ve la pendiente, pero estamos en el 20%, bastante menos de lo que acabamos de pasar.


Y tras las casas, esto. No lo parece, pero es impresionante: un 30%.


Llegamos al verdadero barrio de Onsoño en el tramo más suave de todo el ascenso.


Pasado el barrio, la pendiente vuelve a aumentar y el suelo se convierte en cemento.


Un pequeño descenso y el esfuerzo final.


Vista hacia atrás a cien metros del final.


El collado de Bostarratxeta en un pequeño llano en este hayedo. Podemos continuar por la rampa que se ve al fondo, pero el suelo se estropea bastante.


Para quien piense que hemos exagerado, aquí está el registro del computador durante el descenso de los 400 metros del “muro”. No pudimos tomar todos los datos en el ascenso, ya que como hemos dicho, tuvimos que subir al final unos metros a pie y la lectura fue errónea, aunque en los más de 300 metros que subimos montados, la media que da es del 23,6%.


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -