ALICANTE COVES DE CANELOBRE
El Campello
7739
visitas
Altitud: 555 m Distancia: 17,42 km Desnivel: 539 m Pendiente Media: 3,1 % Coeficiente: 110
 

Altigrafía y comentarios enviados por:
Guillem de Vera

 

Localización: Iniciamos en la rotonda que une la N-332 con la CV-775 en la localidad de El Campello. Los primeros 6 km circulamos por la CV-775. Tomamos a continuación la CV-773 a la izquierda y llegamos a Bussot, donde tomamos la CV-774 dirección Xixona. Los últimos 3 km transcurren por la CV-776. En cualquier caso no hay posibilidad de pérdida porque seguiremos siempre los abundantes carteles de “Coves del Canelobre”.

Canelobre - Localización

Especificaciones: Carretera de reciente asfaltado en casi todo el trayecto. El firme es impecable en todo el recorrido. Hasta el km 6 podemos encontrar algo de tráfico y abundantes cicloturistas, sobre todo los fines de semana. En los 10 primeros kilómetros y en días de labor podemos encontrar tráfico pesado de camiones que se dirigen a la cantera de Bussot. Aunque circulan rápido suelen respetar a los ciclistas

Fuentes: Hay una en Bussot, pero es de echar moneditas

Comentario: Nuestro objetivo está en las “Coves de Canelobre”, situadas a 555m de altitud en la ladera oeste del Cabeçó d’Or (1210m). Nos dirigiremos hacia este monte sobre el típico paisaje semiárido de la costa levantina, con vegetación de monte bajo sobre tierra amarillenta. Empezamos con una corta rampa que nos permite salvar, pasando por encima, la circunvalación de El Campello y la autopista AP-7. Lo haremos con una combinación de dos rotondas separadas por un puente. Continuamos por un tramo llaneante acompañados de los pinos que flanquean la carretera. El recorrido ganará pendiente de forma progresiva durante los primeros 8 km, pero sin llegar nunca al doble dígito. Esta zona era en invierno, hace décadas, un hermoso mar blanco-rosáceo de flores de almendro. Las almendras se recogían aquí para llevarlas, más o menos por el mismo camino que seguimos, hasta las fábricas de turrón de Xixona. Hoy en día estos campos están abandonados, y tan sólo quedan unos troncos resecos y descuidados en las laderas abancaladas. En el km 5 encontramos una doble y amplia herradura enlazada a los pies de un caserón abandonado. Un kilómetro después se sitúa el “Mesón Concha”, justo en el cruce con la CV-773. Nosotros giraremos a la izquierda para coger esta carretera. Otros ciclistas continuarán por la CV-775 hasta el “Pino Manolo” de Aigües o hasta la “casita roja” del puerto de Relleu. Tras el cruce, vamos ganando altura sobre el “Mesón Concha” en una sucesión de herraduras. El tráfico se reduce sensiblemente, ya que esta carretera es muy poco transitada. Tan solo encontraremos algunos camiones procedentes de la cantera en días laborables; y en los fines de semana que la veda lo permita, cazadores en busca de conejos y perdices. Después de un tramo descendente de algo menos de un kilómetro llegaremos al cruce de la cantera, que nos quedará a mano derecha. Continuamos recto ignorando el cruce y el riesgo de encontrarnos con más camiones desaparece. Continuamos ascendiendo por la ladera con unas estupendas vistas de la bahía de Alicante. Podemos ver la Playa de San Juan, el Cabo de las Huertas, el Cabo de Santa Pola y la isla de Tabarca. Coronamos un pequeño alto con una casa y descendemos hasta Bussot. Debemos tener precaución en la última herradura antes del pueblo porque es muy cerrada. Al llegar a la iglesia abandonamos la CV-773 girando a la derecha y siguiendo las indicaciones de “Coves del Canelobre”. En este cruce encontramos la única fuente del recorrido, pero no podremos beber a no ser que llevemos calderilla, porque la fuente funciona con monedas. Terminamos de atravesar el pueblo en descenso para después incorporarnos, ya en ascenso, a la CV-774 dirección Xixona. A los 800 metros abandonamos esta carretera y tomamos la CV-776 girando a la derecha en un cruce bien indicado. En este cruce está el restaurante “5 hermanos”. Afrontamos, afortunadamente en un denso pinar, el último y más duro tramo de nuestra ascensión. Si levantamos la cabeza podemos ver nuestro objetivo colgado en las escarpadas laderas del Cabeçó. Es el mirador de las “Coves del Canelobre” que está a algo más de 200m sobre nuestras cabezas y lo debemos alcanzar en algo menos de 3km. El primer kilómetro es algo más llevadero, pero los otros dos se encaraman con pendientes que, si bien no rebasan nunca el 13%, sí que mantienen una pendiente elevada de forma más o menos constante. Las largas rectas contribuirán a minar nuestra moral. En el km 16,6 de nuestro recorrido llegamos a una amplia curva a derecha donde se alcanza el porcentaje máximo (13%). Este lugar recibe el nombre de Racó Seva y en él existe un parking donde los senderistas inician su ascensión al pico del Cabeçó d’Or (1210m). Ya sólo nos quedan unos 800m para llegar al mirador de las “Coves del Canelobre”. Las vistas son magníficas. Estamos colgados sobre la carretera que acabamos de subir con esfuerzo. A la izquierda vemos el mar, y de izquierda a derecha una buena muestra representativa de las montañas alicantinas. En primer lugar Fontcalent, aislada y pequeña aunque escarpada, la ignorada y despreciada montaña de Alicante ciudad. Esta ciudad vive de cara a su magnífico mar, pero de espaldas a sus también estupendas montañas. Invito a los senderistas a que se atrevan con sus cortas pero agónicas pendientes y a que encuentren la “fuente caliente” que le da nombre. A la derecha de Fontcalent vemos el Cid, el Maigmó (donde se encierran interesantes trampas como el Xorret de Catí, l’Alt de Guixop o el Balcón de Alicante), la Penya Migjorn de Xixona y el largo puerto de la Carrasqueta en el que se aprecia la recta carretera que asciende en pendiente constante y que parece trazada con regla. Después de disfrutar de las vistas exteriores, y tras previo pago de la cantidad estipulada, podemos admirar las vistas interiores de las cuevas. La zona visitable es una inmensa cavidad calcárea de 100m de altura.

Fotos:

Una gran estalagmita en forma de candelabro le da nombre a la cueva. La buena acústica de la sala hace que se use como auditorio en diversas ocasiones. Durante la guerra civil esta cueva sirvió de refugio, fabrica de aviones y polvorín de las tropas republicanas. El túnel por el que accedemos y las plataformas que sirven de auditorio son los que se construyeron en los años 30 para darle usos militares a la cueva.



Fotos:

Empezamos en esta rotonda de El Campello.
Canelobre - 1

Desde el principio nos acompañará la omnipresente figura del Cabeçó d’Or (1208m) como telón de fondo. En el km 4 pasamos junto a una caseta de peones camineros, actualmente en desuso.
Canelobre - 2

Encontraremos alguna señal de pendiente el 6%.
Canelobre - 3

En el Mesón Concha giramos a la izquierda (siguiendo la indicación de Coves del Canelobre).
Canelobre - 4

Pasaremos junto al Mas de Cabrafich.
Canelobre - 5

Y la cantera de áridos calizos de Bussot.
Canelobre - 6

Mientras subimos a este alto:
Canelobre - 7

Tendremos vistas de Alicante y la costa.
Canelobre - 8

Tras el alto descendemos a Bussot.
Canelobre - 9

A la entrada del pueblo tendremos especial precaución con esta peligrosa curva, ya que llegaremos con velocidad y la curva se cierra mucho al final de forma inesperada.
Canelobre - 10

Al llegar a la iglesia giramos a la derecha (siguiendo la indicación de Coves del Canelobre).
Canelobre - 11

Al incorporarnos a la CV-776 empieza el duro tramo final en busca del mirador de les Coves del Canelobre, colgado en los escarpes occidentales del Cabeçó d’Or.
Canelobre - 12

La larga recta de doble dígito se nos hará dura.
Canelobre - 13

Y finalmente llegamos al emplazamiento turístico.
Canelobre - 14

Desde donde dominamos el duro tramo final.
Canelobre - 15


Altimetrías de Puertos de Montaña
- APM -