LA RIOJA MONTENEGRO-LAS VINIEGRAS
Viniegra de Abajo
24022 visitas
Altitud: 1591 m Distancia: 18,95 km Desnivel: 760 m Pendiente Media: 4,01 % Coeficiente: 136
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS
Montenegro-Las Viniegras


Fotos cortesía de ZIKLO
Localización: En la Venta de Goyo debemos abandonar la LR-113 para tomar la LR-332 en dirección a Las Viniegras y Montenegro de Cameros.
Especificaciones: Carretera estrecha pero en perfecto estado, sin apenas tráfico y con algunos tramos en sombra. El tramo final, el más duro, carece de arbolado.
Fuentes: En Viniegra de Abajo y también en Viniegra de Arriba hay magníficas fuentes, especialmente la de este último pueblo con sus tres caños de abundante y fresca agua.
Descripción: En una larga ascensión de 19 km vamos a coronar la Sierra de las Hormazas desde el valle del río Najerilla y remontando el río Urbión que nace en el Pico y Laguna del mismo nombre. Salvo el kilómetro y medio inicial la primera parte de la subida no encierra ninguna dificultad y nos permite disfrutar tanto del encanto de sus dos pueblos (que dan también nombre al puerto) y de varias áreas recreativas, como de un impresionante desfiladero que el río traza entre las escarpadas peñas: más de 100 m de rocas se yerguen sobre nosotros en verticales paredes.
Tras la obligada parada a beber de la fuente de tres caños de Viniegra de Arriba y admirar sus rústicas y pétreas construcciones la escalada empieza a mostrársenos en su real dureza. Son 5 km que superan el 7% de pendiente media pero con varias rampas por encima del 10%, llegando alguna al 14% en una de las diversas curvas de herradura que permiten ir superando la ladera que queda a la izquierda del valle por el que se deja caer el arroyo Frío que nace junto a la cima que perseguimos. Gracias a la abundante sombra, los primeros 2 km tras salir del pueblo se hacen más llevaderos, pero el castigo aumenta al desaparecer el arbolado en el tramo final. En el alto, donde entramos en Soria, la vista panorámica sobre la vertiente ascendida, que se aprecia casi en su totalidad, es espléndida, pero no desmerece tampoco el paisaje sobre Cameros en la ladera opuesta. Para los entendidos, nos hallamos ante un tesoro que se oculta a quienes no saben apreciar el hechizo de la soledad.
Mapa situación: