CANTABRIA ESTRANGUADA, LA
Mirones-Río Miera
537 visitas
Altitud: 681 m Distancia: 11,87 km Desnivel: 488 m Pendiente Media: 4,11 % Coeficiente: 120
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

CA09
Estranguada, La






Localización: En la CA-260, que une Liérganes con San Roque de Riomiera, poco después de Mirones cruzamos el río Miera, junto al cruce que lleva a la localidad también llamada Miera o La Carcoba. El puente marca el inicio de la ascensión. Al finalizar el quinto km, tomamos el cruce a la derecha hacia Merilla.
Especificaciones: Carretera con buen firme y señalización horizontal lateral, hasta llegar a Merilla. De ahí al final, desaparece la señalización aunque el firme se mantiene en buen estado (algo más rugoso) y la carretera sigue teniendo anchura para el cruce sin dificultad de dos vehículos. Sombras abundantes, aunque escasean un tanto en la parte final. Tráfico muy escaso en los cinco km iniciales y prácticamente nulo hasta el final.
Fuentes: Solo hemos visto una, unos metros antes del puente de inicio.
Descripción: Estamos ante la vertiente este del alto de La Estranguada, un tanto olvidada por los aficionados y no sabemos muy bien por qué, ya que es muy similar, en perfil y coeficiente, a la que parte de Lloreda. Y en paisaje, tampoco queda a la zaga. Diríamos incluso, es una apreciación personal, que en general supera en belleza a las vertientes oeste, exceptuando quizá el tramo final de éstas. El entorno es mucho más variado y cambiante y más típico de la Cantabria ganadera.
Hemos dudado de dónde situar el inicio de esta ascensión. Quizá lo más lógico hubiera sido ubicarlo en el cruce que indica hacia Merilla. Pero como necesariamente (salvo que vengamos de descender Lunada, El Caracol o Collao Espina), tenemos que superar el exigente alto de Linto, hemos optado por iniciar la ascensión al comienzo del mismo. Esta opinión queda reforzada porque las altigrafías del mismísimo Lunada comienzan en Liérganes (casi diez km atrás) o como mucho en el mismo punto en el que iniciamos ésta que presentamos.
De entrada nos encontramos con tres km que tienen una pendiente media que supera por poco el 6%, pero nos encontraremos con rampas que sobrepasan el 10%. Las sombras son continuas en este tramo y a ratos podemos ver a nuestra derecha el cauce del río Miera, cada vez más abajo, y la localidad del mismo nombre situada a nuestra altura, al otro lado del valle, en una preciosa ladera. Tras pasar por Linto, en un tramo de descanso, otra fuerte rampa nos lleva hasta Ajanedo, pequeño barrio que, junto al anterior, forman parte del municipio de Miera. Un km de descenso, con un paisaje espléndido, nos deja de nuevo junto al cauce del Miera. Ahí debemos tomar el cruce a la derecha hacia Merilla, cruzando al otro lado del río. Una pequeña cota con un suave descenso nos deja en dicho barrio. Debemos tomar el primer cruce a la derecha, señalizado hacia Carcabal. Aquí comienza la parte dura de la ascensión, con casi dos km que rondan el 10% de pendiente media. Pendiente que es bastante constante, por cuanto no superaremos el 13%, salvo quizá en el interior de alguna curva. El paisaje se ha abierto bastante, lo que nos permitirá disfrutar de unas bellas vistas de un entorno típicamente cántabro con sus bosques, roquedos y prados salpicados de cabañas ganaderas. Un leve descenso y entramos en Carcabal, apenas unos caseríos aislados que se confunden con la multitud de cabañas, para afrontar los dos últimos km, bastante más accesibles que el tramo anterior. Ya no llegaremos al 10%, salvo en los últimos doscientos metros, que tampoco se hacen muy duros por cuanto ya se adivina el final. El cruce con las carreteras de las otras dos vertientes, está un poco más adelante, tras descender unos pocos metros. Las vistas hacia ese lado y hacia el lado por el que hemos ascendido, magníficas.

Mapa situación:

©