LA RIOJA LOMOS DE ORIOS
Villoslada de Cameros
11594 visitas
Altitud: 1425 m Distancia: 8,56 km Desnivel: 386 m Pendiente Media: 4,52 % Coeficiente: 77
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS
Lomos de Orios


Fotos cortesía de ZIKLO
Localización: En Villoslada de Cameros, LR-333, en dirección al Puerto de Santa Inés y Vinuesa tomamos a mano izquierda, siguiendo el indicador, hacia Lomos de Orios.
Especificaciones: Carretera estrecha y en aceptables condiciones, con poco tráfico y muy sombreada.
Fuentes: En el segundo kilómetro de aproximación hay una muy buena a la derecha. Ya en plena ascensión otras dos a la izquierda. Y al coronar, junto a la ermita, otra.
Descripción: En el mes de julio tiene lugar en este recóndito rincón de La Rioja una de las fiestas populares de mayor tradición religiosa, vinculada a la trashumancia, en plena sierra de Cameros. Su nombre procede de “lumbos áureos”. en referencia al color dorado de las colinas nevadas al amanecer en el circo glaciar que cierra su entorno. Es, en verdad, un lugar con un encanto especial al que se accede por una carretera muy agradable, con varios kilómetros de aproximación hasta los 3,5 km finales, que se inician al traspasar un puente sobre el Iregua. Bajo un frondoso bosque de hayas y pinos deberemos superar varias rampas por encima del 10% y alguna curva de herradura hasta, cuando ya empezamos a sentir la asfixia de la dureza del puerto, divisar la ermita adonde nos dirigimos a dar las gracias a la Virgen por un año ciclista más. Los que le deban más favores deberían hacerlo por la pista adoquinada que llega hasta la misma explanada del templo, pero su ofrenda consistirá en vencer una rampa postrera al 18%.
Nos encontramos en el corazón del Parque Natural Sierra Cebollera, rodeados de cumbres que superan los 2000 m, y entre bosques de pino silvestre, acebos, olmos y fresnos ante un conjunto de edificios formado por la ermita barroca del siglo XVII y junto a ella la casa del santero. Podemos aquí entonar ante la imagen mariana del siglo XIV la rima popular:
“La Virgen de Lomos de Orios
no es comprada ni es vendida
que fue bajada del cielo
y en un roble aparecida”
.
En el libro que a tal fin encontraremos en el interior dejaremos nuestra firma de recuerdo y gratitud. Seguro también que beberemos de la fuente sufragada por aquellos villosladenses y cameranos que tuvieron que marchar a Chile a ganarse la vida cuando la trashumancia dejó de traer prosperidad a estas tierras, y que hoy mantienen orgullosos su origen serrano. Y si miramos detrás del monumento que la contiene podremos echarnos a descansar sobre un lecho rocoso peculiar: la foto es obligada para llevarnos un “mortal” souvenir.

Mapa situación: