NAVARRA BELATE
Mugairi
650 visitas
Altitud: 847 m Distancia: 15,47 km Desnivel: 703 m Pendiente Media: 4,54 % Coeficiente: 120
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

NA10
Belate






Localización: En la entrada a Mugairi, la NA-1210 describe una curva de 90ª con un cruce a la izquierda señalizado hacia Elizondo. Es el punto de comienzo de la ascensión.
Especificaciones: Carretera amplia, en perfecto estado y con señalización completa. Sombras casi continuas y escaso tráfico, salvo en el kilómetro y medio que circulamos por la N-121-A.
Fuentes: Una en el inicio, desviándonos 50 m a la izquierda hacia el centro de Oronoz. Otra cien metros antes de llegar a Almandoz. Otra en la herradura del km 11,8 y una cuarta, un poco escondida, en el km 15,1 en un área de descanso a la izquierda.
Descripción: Oronoz-Mugaire (Oronoz-Mugairi en euskera) es una pequeña localidad formada por los dos núcleos que le dan el nombre y que pertenece al municipio del Baztán, el más extenso de Navarra con sus 373,5 km². A espaldas del mismo punto de inicio encontramos uno de los lugares más interesantes de esta localidad: el Parque Natural del Señorío de Bertiz, con su punto de partida en el palacio del mismo nombre. Los terrenos del parque pertenecieron a la familia Bertiz desde el siglo XIV. El palacio actual es del XIX y se rodea de unos jardines espectaculares con infinidad de especies arbóreas de diferentes regiones del mudo. Sus últimos propietarios lo donaron a la Comunidad Foral de Navarra, con a condición de que se conservara tal cual, para fines recreativos o educativos. Si hay tiempo, merece la pena visitarlo.
Por otra parte, al formar parte de los Pirineos más occidentales, esta zona es un paraíso para los amantes de los puertos de montaña, verdaderas joyas muchas de ellas desconocidas, por unos parajes de singular belleza y tranquilidad. Otsondo-Gorramendi, Bagordi, Lizarrieta, Izpegi, Artesiaga, o los menos conocidos de Urrizketa, Eskisaroi, Urtsua… con sus diferentes vertientes, que a buen seguro sorprenderán a la mayoría. Eso sí, si os adentráis por el complicado laberinto de carreterillas asfaltadas u hormigonadas al norte de Elizondo, imprescindible que llevéis GPS o un buen mapa, porque es fácil perderse y difícil encontrar a alguien a quien preguntar. La temporada más vistosa, el otoño por los espectaculares colores del bosque.
En el caso que nos ocupa, vamos en dirección opuesta, hacia el sur. El puerto de Belate es la ruta más corta para llegar a Pamplona desde la frontera francesa de Hendaya. Hasta hace unos años era un horror para pasarlo en bicicleta por el enorme tráfico que soportaba, pero a partir de la construcción del túnel de Belate y la completa remodelación (cambio de trazado incluido), de la N-121-A, se ha convertido en un placer para el deporte de las dos ruedas. Incluso al descender por la otra vertiente, tenemos 5 km más en los que nos entramos en la N-121-A, hasta poco antes de Ventas de Arraitz donde ya podemos tomar rutas alternativas. Puerto agradable, pero no demasiado vistoso por cuanto todo él discurre a través de un cerrado bosque que apenas permite vistas. Tampoco vamos a encontrar asentamientos urbanos, exceptuando la pequeña localidad de Almandoz y ni siquiera se entra en ella. Al principio el trazado es un poco complicado por la cantidad de accesos a la N-121-A. El secreto es seguir siempre por la derecha. Poco antes de llegar a Almandoz, inevitablemente tenemos que rodar kilómetro y medio por la nacional aunque es un tramo que tiene doble carril en el sentido de ascensión, lo que sin duda reduce el agobio del tráfico.
No vamos a encontrar rampas de consideración, Solo al paso por Almandoz tenemos un muy corto repecho al 10%. En el resto, apenas en un punto llegamos al 8%. El coeficiente de dificultad resulta más bien bajo para un puerto de más de 15 km lo que indica que hay largos tramos suaves. Y poco más se puede añadir, ya que toda la ascensión, aunque agradable, es bastante monótona.
Mapa situación:

©