SC DE TENERIFE EL BAILADERO
San Andrés
18372 visitas
Altitud: 720 m Distancia: 12,37 km Desnivel: 713 m Pendiente Media: 5,77 % Coeficiente: 124
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

SC03
El Bailadero


Localización: Desde la localidad de San Andrés, junto a la playa de las Teresitas, se inicia la TF-12 para alcanzar el Macizo de Anaga. Nos desviaremos a la derecha pasado el Km 11 de ascenso por la TF-123 en dirección al Mirador de El Bailadero y Chamorga.
Especificaciones: Carretera de unos 5 m y con señalización horizontal hasta el cruce hacia los Montes de Anaga. Suelo en perfecto estado y el tráfico se hace notar en días despejados.
Fuentes: Desconocidas.
Descripción: Suelen decir que los topónimos son la parcela más conservadora de una lengua y que por ellos puede reconstruirse la historia pasada de cada territorio. Bajo esta premisa nos adentramos en el interior de la isla de Tenerife, en las entrañas de la Punta de Anaga, un lugar que por su singular geografía en forma de macizo montañoso, ha provocado que su escasa población se encuentre dispersa en pequeños núcleos. Junto a ellos se distingue un pequeño territorio en el seno de una densa minicordillera rica en flora y fauna autóctona que dota al lugar de una identidad propia y singular.
Y cuentan que los antiguos guanches de Tenerife rendían aquí culto a la Naturaleza en la "columna vertebral" que forma el macizo de Anaga, como si fueran capaces de sentir el flujo de energías provenientes de la tierra. Tal vez sea por los relatos que sus habitantes pueden contar a cualquier aventurero que pase por la zona, pero la realidad es que El Bailadero de Anaga es un lugar mágico e insólito, en el que no solo se puede entablar conexión con la naturaleza, sino también con una historia plagada de misterios.
Sobre su topónimo existen dos hipótesis: en la primera se hace derivar de “baladero”, término que hace alusión al ritual propiciatorio de lluvia que realizaban los guanches y que consistía en hacer balar al ganado para llamar la atención de las divinidades. La otra propone que este era el lugar donde las brujas se reunían para hacer aquelarres y bailar en torno a una hoguera (“baladero”).
Esta zona siempre ha sido un importante cruce de caminos para los habitantes de Anaga. Por él pasaban tanto el Camino de la Cumbre que conducía desde San Cristóbal de La Laguna hasta la Punta de Anaga, como los caminos reales que desde San Andrés llevaban a Taganana. El caserío de El Bailadero como tal surge en la década de los 40 al edificarse una gran casa con un restaurante y grandes huertas familiares en el entorno.
Puerto de poco más de 12 km, sin rampas dignas de reseñar pero, eso sí, con magníficas vistas en el vértice isleño. La ruta asciende en continuo serpenteo la sierra que separa la costa de Santa Cruz de la de Taganana por el llamado Barranco de las Huertas, nombre alusivo a la gran cantidad de ellas que vamos encontrando. Destacaremos también los diversos tipos de cactus que abundan en la zona y que las únicas referencias destacables son las múltiples paradas de la gua-gua (autobús).
En el Km 6 comienzan las curvas de herradura que nos van a permitir ir variando nuestra perspectiva, tanto si miramos hacia arriba para intentar descubrir el alto donde podremos coronar, como si lo hacemos hacia el amplio y magnífico panorama que aparece a nuestros pies. En el Km 9 queda a la derecha la ruta de Taganana y 2 km más adelante tomaremos la desviación hacia el pueblo que da nombre a nuestra escalada y que finaliza en Chamorga. La panorámica desde su mirador es excelsa. Ha llegado el momento de decidirse: ¿el silencio que nos envuelve lo provocan los rebaños de ovejas o los bailes de las brujas?

Mapa situación: