CANTABRIA PEÑA CABARGA
Heras
122108 visitas
Altitud: 567 m Distancia: 5,89 km Desnivel: 555 m Pendiente Media: 9,41 % Coeficiente: 186
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

CA01
Peña Cabarga




 
Localización: En la N-634, de Bilbao a Santander, en la conocida como “recta de Heras”, tras atravesar el municipio de ese nombre, nos indican a mano izquierda la dirección hacia Peña Cabarga y su Monumento al Indiano y a la Marina de Castilla.
Especificaciones: Asfalto en perfectas condiciones y con señalización horizontal hasta el cruce hacia Santiago de Cudeyo. El tráfico es escaso, salvo fines de semana, y apenas aparece la sombra.
Fuentes: En el pueblo de Heras, antes de bajar hacia el cruce de inicio.
Descripción: Os invitamos a ascender al Pico Llen, cumbre culminante de la sierra de Peña Cabarga, nombre con el que se popularizado esta emblemática cima, señal de identidad de los pueblos y villas que le rodean, amén de un escenario tradicional para concentraciones populares y actividades deportivas.
Dicha sierra se localiza en paralelo a la orilla sur de la bahía de Santander, con su ladera norte ocupada por cultivos y prados en su parte baja y por roquedos de roca caliza en la zona más elevada, donde destacan las formaciones kársticas; en el nivel intermedio crecen eucaliptos de repoblación. La vertiente sur está cubierta por amplios encinares bajos que dan cobijo a una amplia riqueza faunística, aunque la continua sucesión de incendios ha llevado a perder importante superficie arbolada.
Los yacimientos de óxido de hierro en la vertiente suroccidental han sido explotados desde la época romana (no en vano las fuentes clásicas calificaban a esta formación como «la montaña de hierro») hasta 1988.Con el fin de proteger las explotaciones mineras, en ese año el Gobierno de Cantabria realizó una restauración paisajística importante, con la creación del Parque de la Naturaleza de Cabárceno, una amplia extensión de terreno donde se incorporaron una gran variedad de animales en régimen en semilibertad en un entorno de gran interés paisajístico.
Nos vamos a enfrentar a otro de los colosos del Norte de la Península, de bien merecida fama lograda en finales de etapa de diversas pruebas ciclistas. Aunque toda la ascensión no llega a los 6 km son estos de una enorme dificultad desde su comienzo. Tras los tres primeros kilómetros en trazado rectilíneo por la ladera izquierda de la montaña hay un descanso de unos 500 m para recuperar fuerzas, incluso en ligero descenso. Así no tendremos excusa para atrevernos, ya repuestos y con la respiración en niveles normales, con la sucesión de curvas de herradura y rampas, algunas de ellas, por encima del 14% hasta ver ante nosotros el famoso muro de medio kilómetro rectilíneo. Si no nos derrota la visión de esa pared, deberemos tomarla con calma y con todo el interés para ser capaces de llegar a la curva a la izquierda, donde la pendiente es más dura pero, por lo menos, no vemos la terrible recta que hemos dejado atrás. Pronto llegaremos a un ligero tramo de descanso y ya las últimas rampas hasta coronar no van a ser nada comparadas con lo superado. Las antenas de Retevisión en la última herradura izquierda dan acceso a la explanada desde la que la visión del magnífico panorama que se presenta ante nuestros ojos bien habrá merecido el esfuerzo realizado.
Y es que Pena Cabarga se erige como un excepcional mirador sobre su entorno. Hacia el sur, los Montes Pasiegos se muestran suaves y verdes, destacando el Picón del Fraile y Castro Valnera como los más elevados. Hacia el norte, la vista es inmediatamente atraída por la bahía de Santander y la ría. Podemos distinguir la península de la Magdalena y su palacio cerrando la ciudad. Las excepcionales vistas que se ofrecen a los cuatro puntos cardinales permiten disfrutar en tiempo real de cimas emblemáticas, playas de fina arena dorada, verdes valles, ríos y ensenadas, lugares de ensueño y villas tradicionales: Cantabria en su conjunto.
Pero aún podemos ver más cosas en el Pico Llen, pues aquí se encuentra ubicado el 'Pirulí' levantado en 1968 como Monumento a los Indianos y a la Marina cántabra al servicio de Castilla, por los mismos autores del Teleférico de Fuente Dé. Además, en el mirador superior del monumento hay una Cámara Oscura en la que el visitante puede ver reflejada la panorámica envolvente que se contempla desde la cima. Aquí se aplica el mismo principio de la fotografía: un pequeño orificio en una de sus paredes permite la entrada de los rayos de luz reflejados de forma que se forma una imagen del exterior. Parece ser que en breve plazo se abrirá de nuevo al público, así como la cafetería que tanto bien nos puede hacer a los extenuados ciclistas que hasta aquí lleguemos.

Mapa situación: