CANTABRIA DOBRES-CUCAYO
La Vega de Liébana
14263 visitas
Altitud: 981 m Distancia: 11,5 km Desnivel: 490 m Pendiente Media: 4,26 % Coeficiente: 76
Dobres-Cucayo
   

Localización: Es la CA-894 que, desde La Vega de Liébana en la S-242 que se dirige al Puerto de San Glorio desde Potes, nos lleva a esos dos preciosos pueblos de la montaña cántabra.
Especificaciones: El asfalto se halla en buenas condiciones, aunque sin señalización horizontal salvo en los bordes de la carretera. El tráfico es prácticamente inexistente y la subida se desarrolla toda ella bajo los rayos solares por la ausencia de sombras.
Fuentes: No se conoce ninguna.
Descripción: Hay rutas que constituyen un placer inigualable para los auténticos cicloturistas que no son aquellos que suben más deprisa sino, por el contrario, los que más y mejor saben disfrutar de los magníficos paisajes que se ofrecen a su vista. Esta es, sin duda, una de esas rutas, prácticamente desconocida en la geografía del cicloturismo cántabro, pero de un encanto difícilmente superable por otros puertos mucho más conocidos. Esos dos pueblos, hermanados en lo alto de la montaña, que dominan todo un maravilloso paisaje que aparece a sus pies entre la Peña del Cabezo y la del Castro, se hallan al final de una subida no especialmente dura, a pesar de sus más de 11 kms. Si exceptuamos alguna rampa aislada en la zona de las sucesivas curvas de herradura que remontan la ladera derecha del circo que se forma entre las dos peñas citadas, ningún kilómetro supone un obstáculo de entidad suficiente como para impedirnos gozar de una sin par escalada. Pasado el núcleo de Soberado empezamos a ver allá arriba, casi en el cielo, el pueblo de Cucayo donde pensamos acabar nuestra ascensión y poco después, tras Bárago y un puente y cascada sobre el río Frío, comenzamos a ir superando como si de escalones se tratara las ocho herraduras que nos van a introducir en las entrañas de una imponente pared rocosa, vigilada por las aves rapaces. Superada la serie interminable de herraduras y poco antes de entrar en el primero de los dos túneles que atraviesan la montaña, podremos detenernos en el Mirador con el monumento dedicado al ingeniero de caminos Alfredo García Lorenzo, quien fue el artífice de esta ruta que nos ha permitido subir en nuestra bicicleta hasta esos dos hermanos colgados en la montaña. Pasado el segundo túnel se muestra por primera vez a nuestra visión el primero de los dos pueblos, Dobres, hasta este momento oculto por la pared rocosa que parece protegerle de quien quiera profanar su espléndido aislamiento. Sólo un kilómetro más adelante acaba nuestra escalada en el vecino núcleo de Cucayo, donde deberemos saludar a la señora María Luisa, dueña del bar Peña Prieta, que nos brindará su compañía y nos dejará que admiremos las fotos del lugar y los mapas de la zona con que tiene adornadas las paredes del local.
Mapa situación:



La mayoría de los mapas están obtenidos del MAPA DE CARRETERAS editado por el Ministerio de Fomento o de Google Maps