CANTABRIA PALOMBERA
Fresneda
52837 visitas
Altitud: 1260 m Distancia: 21,85 km Desnivel: 936 m Pendiente Media: 4,28 % Coeficiente: 146
Palombera
   

Localización: Es la C-625 que remonta el curso del río Saja a lo largo del valle cántabro de Cabuérniga., en dirección a Reinosa. Nuestra altimetría se inicia la localidad de Fresneda.
Especificaciones: Buena carretera en sus primeros kilómetros, hasta el cruce que por la izquierda se dirige a Bárcena Mayor. Desde ese punto el suelo empeora y las líneas de señalización aparecen borradas. La sombra es muy abundante hasta el Collado de Ozcaba, donde se empiezan a abrir amplias praderas de montaña. Tráfico escaso.
Fuentes: Ya en la zona alta del puerto, tras pasar la Venta de Tajahierro, a la derecha.
Descripción: En los años 70 el gran Luis Ocaña coronó en cabeza este puerto en una etapa que terminaba en Reinosa. Desde esos años ha desaparecido del mapa de la Vuelta y solamente en alguna Vuelta a Cantabria ha seguido apareciendo. Y es que nos hallamos auténticamente en la Cantabria profunda, esa que tan magistralmente describía José Mª de Pereda en su novela “Peñas arriba”, que retrata estos parajes que hoy recorremos. Como todos los puertos que remontan la Cordillera Cantábrica desde las tierras montañesas, éste supera también los 20 kms, por lo que haremos bien en tomarnos con calma la ascensión y gustar de los maravillosos rincones que nos ofrece. Los bosques de hayas evitan que la vista se nos pueda escapar hacia las montañas que nos aguardan ahí arriba ya desde la zona conocida como Los Tojos, donde deberemos afrontar como un calentamiento el ascenso al Alto del Castrón, que sirve de aperitivo para la suculenta comida que nos espera. Poco a poco las pendientes se van haciendo más acusadas desde el núcleo de Saja, siempre bajo los hayedos que protegen las innumerables curvas y contracurvas que jalonan nuestra subida. El agua abunda en la zona dando lugar a diversas cascadas que dan la nota de frescor en un paraje ya de por sí bastante refrescante y sombrío. Un Monumento a los Caídos, de esos que todavía continúan existiendo en la geografía hispana, nos advierte de que pronto terminará el bosque de hayas y al llegar al Balcón de la Cardosa podremos contemplar gran parte de la ascensión realizada. Una escultura de un corzo, obra de Jesús Otero, nos recuerda el animal hermano que preside también el vecino Puerto de San Glorio. Enseguida alcanzamos el Collado de Ozcaba y desaparece la visión del Valle de Cabuérniga para dar paso a las praderas características de la alta montaña. La Venta de Tajahierro, nombre con el que también se conoce a este puerto, nos indica que estamos llegando al final, no sin antes refrescar nuestras gargantas en la fuente que queda a nuestra derecha. Si descendemos hacia el Embalse del Ebro, por la vertiente opuesta, aún podremos empalmar con cualquiera de las dos subidas que se inician a pie de puerto: Alto Campoo o el Refugio de Golobar. ¿Tendremos suficientes energías?.
Mapa situación:



La mayoría de los mapas están obtenidos del MAPA DE CARRETERAS editado por el Ministerio de Fomento o de Google Maps