CANTABRIA ESTACAS DE TRUEBA
Vega de Pas
97016 visitas
Altitud: 1149 m Distancia: 14,11 km Desnivel: 799 m Pendiente Media: 5,66 % Coeficiente: 135
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

CA05
Estacas de Trueba






Localización: Se trata de la carretera CA-631 que desde el cántabro valle del Pas remonta los Montes de Valnera, en la Cordillera Cantábrica, para acceder a la Meseta castellana en dirección a Espinosa de los Monteros.ros.
Especificaciones: Carretera estrecha, con asfalto perfecto y sin sombras. La circulación prácticamente no existe y hay que procurar evitar las frecuentes nieblas que se prodigan en la zona.
Fuentes: En el mismo cruce donde iniciamos la altimetría y otra un kilómetro después, junto a la carretera, a mano izquierda. Una tercera, algo antes de coronar, también a la izquierda.
Descripción: Es quizás, junto con el de la Matanela, el puerto menos frecuentado de los varios que remontan la Cordillera Cantábrica desde la provincia de Cantabria. Salvo los de Los Tornos y El Escudo, que se hallan en carreteras generales, los otros dos (La Sía, Lunada) tampoco tienen apenas tráfico y sus paisajes son también magníficos. Este que nos ocupa no desmerece en absoluto de esos dos citados, viniendo los tres a confluir en el burgalés pueblo de Espinosa de Los Monteros. Y no solamente no desmerece sino que a algunos nos parece aún más atractivo, si cabe.
En los “seles” (prados destinados a pasto y sesteo del ganado) de ambas laderas del puerto abundan las típicas "cabañas pasiegas" de dos pisos, cuadra y pajar, donde los pastores pasaban la primavera y el verano cuidando al ganado vacuno de los pueblos de la zona. Las malas comunicaciones en el valle del Pas, debido a lo abrupto del terreno, han propiciado que este paso de montaña haya sido muy utilizado tradicionalmente por los pasiegos, que acudían a buscar a la vecina Espinosa los productos que necesitaban.
Esta maravilla de ruta de montaña pasiega, que se inicia en el bonito pueblo de los “sobaos”, Vega de Pas, discurre de ladera en ladera peladas de árboles que en su día alimentaron hornos para fundir cañones. Según vamos remontando el río Yera, queda a nuestra derecha el Monte de La Engaña, que se horadó hace años con un túnel para facilitar el tránsito de Burgos a Santander, y quedó posteriormente en desuso, lo que lo ha convertido en un paraíso para rutas de BTT por las entrañas de la tierra. Un largo trazado rectilíneo comienza ascendiendo por la ladera izquierda del valle y continúa así hasta la mitad del puerto con una curva de vaguada que nos sitúa en la ladera opuesta. Desde ese punto iremos alternando ambas laderas mientras nos aproximamos a la espléndida cascada (en época lluviosa) que cae de lo alto, a nuestra derecha. Ningún árbol va a protegernos con su sombra, lo que provoca en nosotros unas ganas tremendas de sumergirnos bajo sus aguas, especialmente en los días en que el calor aprieta. No hay que apurarse: antes de coronar vamos a encontrar la fuente reparadora que nuestras fuerzas necesitan, más por la longitud del puerto que por la dureza de sus rampas, que solo en par de sitios puntuales llegan al doble dígito, manteniéndose siempre entre el 5 y el 7% de pendiente media. El serpenteo de la ruta, que parece enlazar con su hilo de asfalto los flancos de los Montes de Valnera, va a dejar en nosotros un recuerdo imborrable de esta bellísima ascensión. Seguro que volveremos a la primera ocasión.
Mapa situación:

©