ZARAGOZA BERATÓN
Purujosa
16445 visitas
Altitud: 1384 m Distancia: 8 km Desnivel: 463 m Pendiente Media: 5,78 % Coeficiente: 82
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

ZA02
Beratón






Localización: Es la A-2302 (al entrar en Soria pasa a ser la CV-630) que desde Calcena y Purujosa, en tierras de Zaragoza, remonta el río Isuela hasta entrar en la provincia de Soria por el pueblo de Beratón. El inicio lo situamos en el cruce de entrada a Pujurosa.
Especificaciones: Carretera con buen firme, con señalización horizontal lateral. Sin sombras, salvo algún pino suelto al inicio y algún que otro arbusto después, y sin tráfico.
Fuentes: Una a algo más de 1 km. de Purujosa, junto a un puente y a la izquierda, que es un magnífico manantial a la sombra de una encina y chopos. Otra, con agua muy buena, a falta de kilómetro y medio para coronar. Hay otras dos en Beratón: una a la salida del pueblo siguiendo dirección Soria y otra, mucho mejor con dos caños, atravesando por el centro del pueblo hasta el otro lado, en un lavadero.
Descripción: Aunque quizás se nos enfaden nuestros amigos sorianos, esta ascensión suele aparecer como aragonesa, a pesar de que su alto está en tierras de Soria. Esto es debido, sin duda, a que se la suele incluir en la Marcha Cicloturista de las 4 Cimas del Moncayo que discurre alrededor de la conocida Sierra y Monte de ese nombre. Es un puerto de dificultad media, pero en una ruta tan exigente como la citada, se le suele atragantar a más uno. No pasa de ser un 2ª que, a excepción de los dos primeros kilómetros, se mantiene en una pendiente constante entre el 6 y el 7%, sin rampas que puedan merecer tal consideración.
La ruta discurre, en su inicio, paralela a la vega del río Isuela desde la población de Purujosa, que dependió durante años del cercano Monasterio de Veruela, de reminiscencias becquerianas. Tras pasar el puente y la chopera de la única fuente de toda la ascensión, la pendiente se sitúa ya en esas cifras indicadas para ir dejando atrás varias curvas de herradura, mientras sobre nosotros un macizo rocoso, con varias cuevas, nos va marcando el camino.
En la Sierra de enfrente, los modernos molinos de viento estropean un poco el paisaje, que sin ellos parecería auténticamente estepario en estos parajes tan alejados de la civilización. Una gran curva de vaguada a la izquierda nos sitúa en esa sierra y nos permite apreciar bajo nosotros lo que llevamos ascendido. Tres herraduras más y vemos ya el alto, al que llegaremos con una breve rampa cercana al 9%, la más dura de toda la escalada. El pueblo de Beratón aparecerá a nuestros ojos únicamente cuando hayamos coronado, porque se encuentra totalmente oculto en la otra ladera.

Mapa situación:

 
 Vídeo:
 
 
©