MÁLAGA PEÑAS BLANCAS-LOS REALES
Estepona
80877 visitas
Altitud: 1440 m Distancia: 21,62 km Desnivel: 1435 m Pendiente Media: 6,64 % Coeficiente: 299
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

ML17
Peñas Blancas-Los Reales


Localización: El comienzo de la ascensión a Los Reales se localiza en la población costera de Estepona ,al suroeste de la provincia de Málaga. Una vez que accedamos a la misma bien desde Algeciras o bien desde Málaga por la antigua carretera nacional 340, deberemos buscar el acceso a la carretera local MA-557, dirección hacia Jubrique, que comunica a la citada localidad con la Serranía de Ronda, en el interior de la provincia.
Especificaciones: La carretera se encuentra en magnífico estado desde que salimos de Estepona hasta coronar el Puerto de Las Peñas Blancas, con un asfalto fino, La falta de arcenes hace que tengamos que aumentar nuestras precauciones. A partir de ahí, la carretera se estrecha mucho y el pavimento empeora, con bastante gravilla suelta. El tráfico de vehículos no es muy abundante hasta Las Peñas Blancas -donde abandonamos la MA-557-, A partir del acceso a Los Reales es ya muy escaso.
Apenas hay vegetación hasta la cota 600 metros aproximadamente, luego aparece un bosque de repoblación de pino negral que se alterna con castaños y alcornoques hasta Las Peñas Blancas. Desde ahí hasta Los Reales, además del pino negral, existen grandes manchones de pinsapos, coníferas endémicas de la Serranía de Ronda.
Fuentes: Podemos destacar cuatro fuentes o manantiales, aunque solo dos son visibles en todo el recorrido y hay épocas del año que no tienen agua. Es aconsejable llevar los bidones bien llenos, porque no hay restaurantes ni bares ni ventas en toda la ascensión. No obstante, cuando finalicemos la ascensión podremos refrescarnos en el Refugio de Los Reales o en las fuentes de la zona de acampada.
Descripción: La ascensión a Los Reales nunca ha estado incluida en etapa alguna del ciclismo profesional, aunque sí ha sido final de etapa en el campo amateur. En este lugar ganó el ciclista colombiano Nelson "Cacaito" Rodríguez después de realizar una impresionante subida, antes de pasar al campo profesional.
La subida propiamente dicha comienza en las mismas calles de Estepona, ya que casi toda la travesía de la localidad es un continuo y suave ascenso. Esta suavidad se ve interrumpida una vez que pasamos por encima de la autovía que conecta Málaga con Algeciras. A partir de ahí la pendiente cambia bruscamente, alternándose fuertes rampas, algunas al 14% con pequeños descansillos manteniéndose hasta el Km 4,5 aproximadamente, donde se corona un primer collado y comienza un ligero descenso. A partir del Km 6,5 nos tendremos que enfrentar con el tramo más duro de toda la ascensión a lo largo de 1 km aproximadamente, con 500 m a casi el 12% de pendiente media. Luego esta se suaviza y se va a mantener en torno al 6, 7 y 8%, con algunos tramos más suaves.
El rumbo que seguiremos será noroeste durante aproximadamente 15 km, pero un poco antes de coronar el puerto de Peñas Blancas, después de afrontar una gran curva de herradura a izquierda, giramos al suroeste, manteniéndose este rumbo hasta finalizar la ascensión. Una vez coronado el citado puerto en una explanada donde se juntan hasta cuatro carreteras diferentes.
Tomaremos la de la izquierda hacia Los Reales que tiene algunas rampas duras pero es bastante asequible, siempre y cuando no hayas llegado al puerto muy castigado, porque de esta forma se hará insufrible. Llegados al Mirador de Los Reales y a la derecha parte la carretera al Pico del mismo nombre, recientemente asfaltado para satisfacción de los “locos de las cumbres”. Son 1,8 km de considerable dureza, con una pendiente media que va creciendo hasta el 10% y abundantes curvas de herradura.
Durante todo el recorrido disfrutaremos de magníficas vistas de toda la costa malagueña occidental, así como del estrecho de Gibraltar y de la costa africana. En la última parte se puede gozar de la visión del valle del Genal con sus pequeños pueblos blancos como Benadalid, Benalauría, Benarrabá, etc. Desde el mirador la vista es impresionante y si tienes suerte hasta te puedes tropezar con cabras montesas y, por supuesto, los característicos pinsapos. No lo dudes, ven y disfruta.

(texto actualizado de Cristóbal Bernal Caparrós)

ver más fotos (para desplazarse utilizar las flechas verdes)
Mapa situación: