GIPUZKOA ELOSUA-GORLA
Bergara
50300 visitas
Altitud: 638 m Distancia: 7,17 km Desnivel: 543 m Pendiente Media: 7,57 % Coeficiente: 121
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS
Elosua-Gorla


Fotos cortesía de ZIKLO
Localización: Es la GI-3750 que partiendo de Bergara en el valle del Deba se dirige a Azkoitia, ya en el valle del Urola.
Especificaciones: Carretera en buen estado y con señalización horizontal. Las sombras son abundantes y el tráfico no es excesivo.
Fuentes: Al principio, entre las casas de Bergara, encontraremos a la izquierda una municipal.
Descripción: Rodeada de verdes montañas, Bergara es una ciudad de la comarca guipuzcoana de Debagoiena, eminentemente industrial y de servicios, que mira con orgullo a su pasado. Fue punto de confluencia de mercaderes en la Edad Media y ya en la época de la Ilustración destacó por sus centros de enseñanza y su famoso Seminario de Nobles. Un siglo más tarde fue escenario de la 1ª Guerra Carlista, finalizada en el conocido Abrazo entre los generales Maroto y Espartero. Otra de las características que hacen especial este municipio es su ubicación en un importante nudo de comunicaciones, a menos de una hora de camino de las tres capitales vascas. Con el paso de los años, Bergara ha sabido conservar su casco histórico monumental, jalonado por notables edificios e iglesias, entre los cuales destacan la parroquia de San Pedro de Ariznoa, la torre Olaso y los palacios de Egino-Mallea e Irizar.
De esta villa parte la tradicional subida a Gorla, que es una de las pruebas ciclistas de mayor solera en Euskadi y que bien merece la fama que ostenta en el ciclismo vasco. Es más conocida por este nombre en los ambientes bicicleteros que por el de Elosua, que es el que se le atribuye en la mayor parte de la cartografía de la zona. Es este último un núcleo de población que se ubica en la ladera opuesta, bajando hacia Azkoitia y el valle del Urola, siendo Gorla un topónimo que da nombre a un paraje concreto junto al punto en el que se corona, empleándose más esta última denominación para la vertiente que asciende desde Bergara, la que ahora comentamos.
Junto al semáforo en plena calle de la célebre villa iniciamos una fuerte rampa que pronto se va a situar cerca del 10%, en el barrio de Bolu. Una amplia vaguada izquierda, en doble curva, nos aleja definitivamente de las últimas casas para adentrarnos poco a poco en una ascensión de 7 km con pendiente mantenida entre el 7 y el 8%. Las 5 curvas de herradura se van a ir sucediendo, mientras la sombra de los pinos dispersos va suavizando el impacto de los rayos solares, temibles en días de bochorno. Varias rampas de doble dígito irán apareciendo a nuestro paso y nos obligarán a redoblar el esfuerzo que ya nos está exigiendo la regular dureza del puerto.
Desde la última herradura a la cima ya no encontraremos árboles que nos protejan, justo cuando vamos a afrontar el kilómetro más empinado de toda la escalada. Cuando dejamos a nuestra derecha la antena y una ermita del monte Itxusmendi estaremos a punto de lograr el definitivo descanso que da paso a un precioso y entretenido descenso hacia el valle del Urola.

Mapa situación: