CANTABRIA ESTRANGUADA, LA
Llerana-Coterillo
42097 visitas
Altitud: 681 m Distancia: 5,45 km Desnivel: 485 m Pendiente Media: 8,9 % Coeficiente: 206
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS
Estranguada, La


Localización: En la CA-620 entre Saro y Esles, en el Valle del Pisueña, al pasar por Llerena, tomaremos a mano derecha en dirección a Coterillo y, si nos atrevemos, continuamos la ruta.
Especificaciones: Carretera recientemente asfaltada y muy estrecha. Alguna sombra suelta y sin circulación. En un par de curvas encontraremos hormigón rayado.
Fuentes: Un grifo junto a dos cabañas a poco más de un kilómetro antes de coronar. Es el tramo más terrorífico, luego mejor abstenerse.
Descripción: No hay más que mirar la altigrafía de este puerto para echarse a temblar. Si además nos enteramos del nombre de la sierra en la que se encuadra, no sería de extrañar que la mayoría de nosotros dejemos este reto para mejor ocasión y hasta es posible que esa ocasión no se presente nunca. La Sierra de la Matanza asusta, sólo con su denominación, al más pintado y si nos fijamos en esos 3 km. en los que la pendiente media no desciende del 10% ya tendremos argumentos más que suficientes para explicar nuestra cobardía. O recurrimos a llevar el desarrollo adecuado (estamos hablando, evidentemente, de tres platos) o es más que posible que no logremos superar el reto al que nos enfrentamos. Y es que de eso se trata: de un reto, un reto de enorme atractivo ciclista pero, para muchos, insuperable. Tú decides. Si por fin te animas a intentarlo vas a encontrar en el inicio dos kilómetros de prácticamente falso llano, donde nos entraremos con la localidad de Coterillo, en los que irás preguntándote a ti mismo: ¿tendré que echar pie a tierra? ¿no estaré haciendo una locura? Enseguida vas a tener oportunidad de comprobarlo. Al dejar a mano derecha una granja y con el arroyo situado ya a tu izquierda vas a comenzar tu particular camino al Infierno. Cuando llegues a un cruce en el que no indica nada no vas a tener dudas de por dónde se va al reino del Diablo: siempre hacia arriba y por lo más duro, a tu izquierda. Se acabaron los descansos y las rampas alcanzan en diversas ocasiones cifras superiores al 18% y superan incluso el 21%. Sólo podemos desearte suerte y ... preparación. Son muchos los que considerarán que estás loco y ... hasta es posible. Pero si logras coronar con éxito te encontrarás en lo más contrario a ese Infierno al que querías ascender: te vas a sentir en la Gloria y rodeado de un paisaje espectacular por su grandiosidad y su lejanía de cualquier punto de referencia humana en lo más recóndito de Cantabria. Cualquiera de los accesos a este paraíso entre montañas es de una dureza tremenda pero éste que te presentamos es el más exigente de todos ellos. Ya en lo alto, siéntate, recupera el aliento, admira el entorno y desciende con precaución hacia el mismo valle del Pisueña o, si todavía te quedan ganas, déjate caer hacia el río Miera y anímate a subir hasta el Portillo de la Lunada. Si lo haces es que tu locura ya no tiene arreglo.
Mapa situación: