MÁLAGA ESPINO, EL
Algatocín
28260 visitas
Altitud: 867 m Distancia: 9,2 km Desnivel: 632 m Pendiente Media: 6,87 % Coeficiente: 128
Espino, El
   

Datos obtenidos y facilitados por Cristóbal Bernal Caparrós
Localización: El comienzo de esta ascensión está situado en el puente sobre el río Genal, una vez que hemos realizado el descenso del puerto de las Peñas Blancas por su cara noroeste. Deberemos seguir la carretera MA-536 que nos conducirá al pueblo de Algatocín.
Especificaciones: Hasta Algatocín, la carretera es estrecha con un asfalto algo rugoso y señalización tanto horizontal como vertical aceptables. Poco antes de alcanzar la citada localidad, el trazado se ensancha manteniéndose así hasta coronar el Puerto. El tráfico es escaso, aunque al incorporarnos a la carretera A-369 va a aumentar la densidad del mismo, haciéndose algo más peligrosa la circulación. Vamos a disfrutar de abundante vegetación en la que se alternan las masas de encinas, alcornoques y castaños, lo que nos proporcionará sombra segura durante la mayor parte de la ascensión, ya que al dejar atrás Algatocín, el arbolado va a escasear. Como es habitual en la mayor parte de las carreteras de malagueñas, no existen arcenes ciclables.
Fuentes: No hemos constatado la presencia de ninguna fuente en el recorrido, aunque podremos avituallarnos del líquido elemento en la Venta de San Juan, justo al comienzo de la ascensión, en Algatocín y en el Ventorrillo del Espino, ya en el Alto.
Descripción: Aunque no es el puerto más duro, ni el más largo, hay que reconocer que el Puerto del Espino destaca por su encanto natural. Efectivamente, a un trazado espectacular en el que se van sucediendo una tras otra las curvas de herradura se le une la majestuosidad del bosque mediterráneo en su máxima expresión. Así, según la época del año en que tengamos la suerte de realizar este itinerario el decorado cambiará de color, desde un verde intenso en verano a los diversos tonos de la hoja caduca de los castaños en otoño. Y es que, estamos en el Valle del Genal, unos de los últimos reductos naturales que todavía soportan con orgullo el frenesí constructivo y especulativo de los últimos tiempos. Bueno, vamos a centrarnos en el aspecto que directamente afecta al cicloturista y no es más que el propio trazado. Una vez que atravesamos el puente sobre el río Genal, comienza la primera parte de la ascensión que termina en Algatocín y en la que vamos a contabilizar quince curvas de herradura. La pendiente media se va a situar entre el siete y ocho por ciento, encontrándonos algunas rampas con pendientes de dos dígitos. Menos mal que tenemos la compañía de los árboles que, con su abundante sombra, nos hacen más llevadero el esfuerzo al que estamos sometidos. Además, al no haber ruido producido por el tráfico, podremos deleitarnos escuchando el canto de los numerosos pájaros que habitan esos parajes. Alcanzado el pueblo de Algatocín en el kilómetro 6,5, unos quinientos metros más adelante y, tras superar una curva de herradura, desembocaremos en un cruce en el que nos encontraremos con la carretera A-369 que enlaza las poblaciones de Ronda y Algeciras. Deberemos seguir hacia la izquierda ya, más atentos al aumento del tráfico que sin ser excesivo, sí ha aumentado notoriamente. La pendiente se hace más suave, aunque deberemos superar alguna rampa aislada al diez por ciento y tener en cuenta al dios Eolo ya que al circular por una divisoria de aguas podemos vernos sometidos a su fuerza brutal, aunque será por poco tiempo, ya que unos tres kilómetros más adelante daremos por finalizada la ascensión cuando nos encontremos el cartel del Puerto. A modo de curiosidad hay que añadir que los datos de altitud son totalmente erróneos.
Mapa situación:



La mayoría de los mapas están obtenidos del MAPA DE CARRETERAS editado por el Ministerio de Fomento o de Google Maps