ASTURIAS GAMONITEIRO
Pola-Cobertoria
119939 visitas
Altitud: 1772 m Distancia: 15,11 km Desnivel: 1465 m Pendiente Media: 9,69 % Coeficiente: 492
Gamoniteiro


Localización: Es la AS-230 que une los valles del Caudal y el Trubia, entre las localidades de Pola de Lena y Bárzana, a través del Alto de La Cobertoria. Poco antes de alcanzar este punto debemos tomar a mano derecha una pista hacia la antena de Televisión instalada en la cima.
Especificaciones: Finalizadas las obras de asfaltado, el firme hasta las mismas antenas está perfecto, salvo unos tramos de hormigón en los últimos kilómetros. Sombras intermitentes en la subida por la AS-230 que dan paso al bosque al tomar la pista a la derecha. Finalmente entramos en zona de modelado kárstico, salpicada de praderas y dolinas que abren la perspectiva. Tráfico escaso, que pasa a ser inexistente en la pista de acceso a la cima. Las restricciones de paso en meses invernales son frecuentes.
Fuentes: En cada uno de los núcleos de población de la subida a La Cobertoria. Ninguna en la pista final.
Descripción: El Gamoniteiru es el pico más alto de la sierra del Aramo, situada en el centro geográfico de Asturias. Sus 1791 m destacan sobre los otros picos más altos del entorno, el Barriscal y la Gamonal -a cuyos pies se sitúa la explanada del Angliru-, que también superan los 1700 m de altitud. El Aramo constituye un cordal calizo de casi 20 km de longitud y 7 km de anchura que avanza en dirección norte desde las primeras estribaciones de la Cordillera Cantábrica, delimitando al oeste la cuenca del Trubia y al este la cuenca del Caudal. La sierra aparece claramente individualizada de su entorno inmediato y del resto de la Cordillera Cantábrica, lo que le otorga una entidad morfológica que la convierten en uno de los elementos principales del paisaje de gran parte del área central de la región, incluida la capital. Además, el masivo roquedo calizo ha permitido la formación de un importante acuífero del que tradicionalmente se ha abastecido la población de Oviedo. La característica más llamativa de dicha plataforma es la multitud de formas kársticas que definen el paisaje y son resultado de la disolución de las calizas por el agua de lluvia. En algunos puntos, el hundimiento del techo de las cavidades subterráneas ha dado lugar a sinfín de dolinas, de tamaño desigual, que salpican el terreno de cráteres y depresiones, y también valles ciegos que desaguan sólo a través de sumideros hacia la red de drenaje subterráneo. La sierra del Aramo, a pesar de su cercanía a las áreas más pobladas de la región, carece de elementos físicos que hayan alterado sus características naturales. Su acusado relieve ha propiciado que sea sorteada por las infraestructuras viarias, constituyendo en gran parte de su extensión un área sin accesos rodados importantes. Solamente esta ruta que describimos y su opuesta por el norte desde La Vega de Rioxa hasta la explanada del Angliru, son la excepción a esta regla. Nos hallamos, pues, ante un paisaje solitario y majestuoso sin igual.
En las mismas calles de Pola de Lena se inicia la ascensión a La Cobertoria, puerto de enorme tradición en sucesivas ediciones de la Vuelta a España. La dureza de esta vertiente ha hecho de este puerto un lugar de lucha sin cuartel en todas esas ocasiones y, por otro lado, el mal estado de su suelo fue la tumba de muchas ilusiones de tantos ciclistas que cayeron en su criminal descenso en días de lluvia. Por suerte, la gran reforma en todo su trazado ha hecho olvidar ese angosto descenso y lo ha convertido en un trazado mucho más rectilíneo, aunque quizás algo más monótono, pero a cambio lo ha dotado de una mayor dureza. Los 9 primeros kilómetros, hasta el cruce hacia el Gamoniteiro, van a requerir de todo nuestro empeño y preparación si no queremos sucumbir al implacable castigo de una pendiente media que se sitúa sin descanso por encima del 10%, salvo en los pequeños tramos de paso por los pueblos y en alguna curva de vaguada más llevadera. Los árboles que señalan el trazado de la carretera apenas si sirven para protegernos de los rayos solares en días calurosos.
Si al alcanzar el cruce hacia las antenas del Gamoniteiro notamos que nuestras fuerzas son más bien escasas, más vale que coronemos La Cobertoria y dejemos el tramo final para otra ocasión: por lo menos nuestro esfuerzo hasta aquí tendrá su recompensa. Los casi 7 km que aún nos faltan van a oponernos toda su tremenda dureza para hacernos fracasar en nuestros objetivos. Las rampas terroríficas, en muchos momentos por encima del 15%, alcanzan el 17% en la rampa final. Sólo el primer tramo tras abandonar la AS-230, metidos de lleno en el bosque, nos va a permitir recuperarnos del esfuerzo por llegar hasta este punto. Pero enseguida la pendiente se sitúa por encima del 10% y, al desaparecer el manto protector del arbolado, los barrancos, primero, y las praderas a medida que ganamos altitud por las faldas del pico, nos harán sentirnos en un entorno mágico del que no podemos gozar en su plenitud por las continuas rampas que no nos permiten ninguna distracción admirativa. Los kilómetros finales han sido asfaltados en los últimos años y, por lo menos, nos harán menos doloroso ese tramo definitivo que, en cambio, tiene más dureza que todos los anteriores. Si, por fin, conseguimos coronar junto a la puerta de la gran antena, vencida esa brutal rampa de despedida, podremos gozar de un panorama embriagador: la "borrachera" que nos brindan los Picos de Europa, el valle de Quirós, Peña Rueda, Caranga, El Gorrión, La Sobia, Peña Ubiña, Los Fontanes, Oviedo... será el recuerdo imperecedero que de esta infernal subida guardaremos para el resto de nuestros días.
Mapa situación: