ASTURIAS COLLADIELLA
Figaredo
16308 visitas
Altitud: 848 m Distancia: 7,8 km Desnivel: 478 m Pendiente Media: 6,13 % Coeficiente: 106
Colladiella
   

Localización: Es la AS-337 que parte de Figaredo, remontando el río Turón, y atraviesa el cordal de Urbiés para acceder al valle del Nalón en Sotrondio.
Especificaciones: Buen estado del suelo y anchura suficiente como para que el encuentro con cualquier vehículo no suponga un peligro añadido. Las sombras son bastantes frecuentes y el tráfico inapreciable.
Fuentes: Hay tres antes de llegar a Urbiés, al atravesar los núcleos de población. A partir de ese pueblo sólo encontraremos algún canalillo que aprovecha el agua que desciende de la montaña, lo que no le concede demasiada fiabilidad.
Descripción: Lo más característico de esta ascensión es que parte de una de las comarcas mineras e industriales más conocidas de Asturias. Nos referimos, claro está, a la región de Mieres. No en vano hemos concebido a estas líneas como un homenaje al minero que dejó su vida en las entrañas de su tierra. Según remontamos desde Figaredo la cuenca del Turón irán saliendo a nuestro paso infinidad de pozos mineros y los núcleos de población que han ido surgiendo a su alrededor. Muchos de los nombres de esos poblados hacen referencia a su situación a orillas del río citado: Puente Villandio, La Vegona o Entrerríos son los más altos del valle del Turón.
La ruta que asciende a la Colladiella abandona el camino jacobeo que por Mieres enlazaba la Meseta castellana con Oviedo, a través del puerto de Pajares. Los bandoleros vieron en este lugar el sitio idóneo para su productiva actividad y allí aposentaron sus reales durante siglos, mientras los naturales del país malvivían de la agricultura y ganadería de subsistencia.
Las cosas empezaron a cambiar a raíz de la entrada en la modernidad con la aparición de la industria y la necesidad de carbón para abastecerla. Y si hablamos de carbón, no podemos dejar de referirnos a estos valles del concejo de Mieres que han sido cuna de tantas y tantas generaciones de mineros. Su carácter indómito ha llegado a las actuales generaciones y así lo han demostrado en numerosos momentos a lo largo de la historia: las huelgas mineras en estos pozos han sido una constante a lo largo del pasado siglo XX.
Mientras pedaleamos tranquilos a orillas del Turón hasta ganar la cabecera del valle, vamos rememorando todas estas historias de luchas y revueltas, demasiadas veces bien cruentas por desgracia. Vamos a situar el origen del puerto en el Puente Villandio, aunque son muchos los kilómetros previos en que la carretera sube de manera paulatina y con alguna rampa, pocas, intercalada. Un puentecillo nada más pasar Entrerríos indica que ya ha empezado la zona de auténtica escalada, aún en niveles aceptables de exigencia física. Al ver el cartel de El Pindal ya empezamos a notar que las rampas comienzan a hacerse notar y llegaremos Urbiés para convencernos de que la cosa no tiene marcha atrás: o coronamos o fracasamos. Precisamente una rampa del 13% al tomar una curva a la derecha entre las casas de ese último núcleo va a exigir que hagamos uso de un desarrollo ligero hasta coronar casi cuatro kilómetros más arriba, tras un precioso recorrido sombrío y tranquilo. Va a ser la visión del monumento que aparece encaramado en la cima de este alto y presidiendo desde su alta atalaya todo el entorno, la que nos indique que estamos a punto de coronar y que nuestro pedaleo cansino va a encontrar pronto su descanso en el tortuoso descenso hacia la cuenca del Nalón. Nosotros también, al alcanzar el alto, dedicaremos nuestro homenaje a tantos y tantos mineros de esta maravillosa tierra. Honor y gloria al minero asturiano.
Mapa situación:



La mayoría de los mapas están obtenidos del MAPA DE CARRETERAS editado por el Ministerio de Fomento o de Google Maps