GUADALAJARA TORREPLAZO
Miedes de Atienza
5787 visitas
Altitud: 1371 m Distancia: 7,19 km Desnivel: 291 m Pendiente Media: 4,03 % Coeficiente: 42
Torreplazo
Localización: Abandonamos la CM-110 entre Atienza y Ayllón tomando a mano derecha la CM-1005 en Tordelloso en dirección a Miedes de Atienza, desde remontaremos la Sierra del Bulejo para entrar en tierras sorianas.
Especificaciones: Suelo rugoso, sin señalización horizontal y ausencia casi total de tráfico. Ni una sola sombra.
Fuentes: Una preciosa, con obelisco central, en la Plaza Mayor de Miedes de Atienza.
Descripción: ¿Qué cicloturista, amigo del Camino de Santiago, ha recorrido alguna vez en busca del sepulcro del Apóstol la Ruta de la Lana que atraviesa estas tierras de Guadalajara? Por aquí discurría la ruta ganadera que seguían los esquiladores y unía al gran productor ovino de La Mancha con Burgos, capital comercial de la lana durante los siglos XVI y XVII. Desde la primavera de 1624 existe una peregrinación compostelana documentada que fue emprendida por Francisco Patiño, María de Franchis y Sebastián de la Huerta.
La 8ª etapa de la recuperada Ruta de la Lana, que desde el sureste de Cuenca y recogiendo a peregrinos jacobeos de Valencia y el Levante peninsular, se dirige a Burgos para enlazar allí con el Camino Francés, parte de Atienza y acaba en Tarancueña, pasando por Tordelloso, Alpedroches, Miedes de Atienza y Retortillo de Soria. Debe atravesar por tanto las proximidades de la Sierra de Pela, que en este lugar concreto adopta los nombres del Bulejo o de Miedes, según los mapas.
Por estas alturas se sitúa la línea divisoria de aguas entre las cuencas del Duero y el Tajo y se marca el límite entre las Castillas Vieja y Nueva, como las distinguíamos hace no tantos años. Es, pues, lugar de tránsito habitual de personas y ganados en dirección a la gran llanura castellana.
También por aquí, pero en sentido inverso, pasó Rodrigo Díaz de Vivar con los suyos “polvo, sudor y hierro”, camino del destierro, como se lee en el Cantar del Mío Cid. Nosotros iniciaremos nuestra tranquila ascensión hacia lo alto de la sierra, tras unos kilómetros previos cuesta arriba hasta Alpedroches y un ligero y rápido descenso, en un puente sobre el arroyo de la Respenda. Pronto y en trazado rectilíneo llegaremos a Miedes de Atienza donde nos veremos sorprendidos al comprobar que un lugar tan poco poblado conserva un casco histórico de gran interés, con una bella Plaza Mayor y hermosa fuente, alrededor de la cual podremos admirar bellas casonas señoriales de estilo barroco.
Pasada esta última población nos encaramos directamente hacia el que algunos conocen como puerto de Pela, aunque los ancianos del lugar lo llaman Torreplazo por el nombre de la cima más alta junto al alto, a casi 1427 m. Una herradura derecha da inicio a la auténtica y sencilla subida, a través de un paisaje limpio y claro, hasta alcanzar entre curvas, vaguadas y una postrera herradura izquierda ese collado que enseguida dará paso a la provincia de Soria y, por tanto, a la Vieja Castilla. El descenso hacia Retortillo es todo llano, seco y gris y la nieve debe abundar mucho en el invierno, dificultando el tránsito en bicicleta por estos parajes tan solitarios y bellos. Polvo, sí, sudor, no demasiado y hierro también…o aluminio, carbono, titanio…¡cómo cambian los tiempos!