TERUEL PICO DEL BUITRE
Arcos de las Salinas
1820 visitas
Altitud: 1956 m Distancia: 11,95 km Desnivel: 900 m Pendiente Media: 7,53 % Coeficiente: 241
Pico del Buitre


Localización: La ascensión se inicia abandonando la A-1514 a su paso por Arcos de las Salinas.
Especificaciones: Carretera de reciente asfaltado y en perfecto estado hasta su final. No hay señalización horizontal. Las sombras nos acompañan en bastantes tramos en los que será difícil encontrarnos con algún coche.
Fuentes: Varias en el pueblo inicial y otra pasado el km 2: la Fuente de los Baños.
Descripción: Vamos a describiros la ascensión a este nuevo coloso de la «vaciada» provincia de Teruel, que parece no haber existido nunca. Se trata quizás la más exigente subida que se puede realizar en el antiguo reino de Aragón. Para llegar hasta Arcos de las Salinas deberemos transitar durante muchos kilómetros por una carretera sinuosa y solitaria, la A-1514, que enlaza la Autopista Mudéjar desde la llanura turolense del río Mijares, con la N-330 que une Utiel y el Rincón de Ademuz, ambos en territorio valenciano.
Y el puerto comienza justo al pie del pueblo que presume con orgullo de sus antiguas salinas. Desde ahí serán prácticamente 12 km los que habrán de superarse hasta los casi 2000 m de altitud donde se ubica el Observatorio Astronómico de Javalambre, a una media del 7,5% en sus 900 m de desnivel. Si pensamos que los cuatro primeros, remontando el río Arcos, no superan el 6% de pendiente media, ya podemos imaginar que los 8 km finales son ciertamente muy exigentes.
Ya en la calle de entrada al pueblo la primera rampa de doble dígito hace su acto de aparición, para que nadie se llame a engaño. No es mala idea aprovisionarse de agua en alguna de sus fuentes para no detener luego nuestra escalada. Estos primeros kilómetros son engañosos, por cuanto las zonas muy llevaderas se ven interrumpidas frecuentemente con rampas que nos obligarán a redoblar nuestro esfuerzo. Para entretenernos mientras pedaleamos podemos disfrutar de la paz que se respira junto a las aguas del río y cargar los botellines en la Fuente de los Baños que queda a nuestra derecha pasado el km 2.
Nos veremos enseguida sorprendidos y hasta sobrecogidos cuando la carretera se acerque al río para conseguir atravesar el paraje conocido como Los Cuchillos entre altas y cortantes paredes de roca. Los que vamos a tener que cortar nuestro alegre pedaleo seremos nosotros pues alguna de las rampas que se nos vienen encima superan ya el 15% y serán las más duras de toda la ascensión. Y enseguida nos enfrentaremos a 1,4 km al 11% de media: palabras mayores. Es una zona esta en la que veremos los restos de antiguas piscifactorías, hoy abandonadas.
El único tramo de descanso viene al paso por el nacimiento del río, donde dejaremos a nuestra izquierda la antigua pista al Pico. Y ahora a darlo todo en estos 5,4 km al 10% de media, con varias herraduras que se abren paso entre los pinos o los matorrales a medida que vayamos ganando altura y admirando el espectáculo en el que nos vemos atrapados. Hasta alcanzar el collado de la sierra, el del Charco, las rampas máximas no llegarán al 15%, pero la pendiente y nuestro esfuerzo no cede en ningún momento. Al llegar a ese punto ya sabremos que el coloso está vencido y una corta rampa al 15% no nos va impedir conquistar la cima. El que sí puede ponérnoslo difícil es el fuerte viento que acostumbra soplar en esas altitudes.
Al coronar, llegando a la explanada más alta junto al telescopio mayor, gozaremos del momento de la gloria absoluta, no sólo por el éxito obtenido, sino sobre todo por el deleite inconmensurable de poder contemplar un panorama extraordinario en el que la «piel de leopardo» recubre las montañas circundantes, como queriendo protegerlas del tremendo frío que deben pasar por aquí arriba.
Mapa situación: