BIZKAIA ARIMEGORTA
Lanbreabe (Zeanuri)
53844 visitas
Altitud: 900 m Distancia: 4,13 km Desnivel: 610 m Pendiente Media: 14,79 % Coeficiente: 335
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS
Arimegorta


Localización: Desde la N-240 en Zeanuri tomamos a mano derecha la BI- 4522 hacía Ipiñaburu. Pasada la presa de Undurraga nuevamente a la derecha, y luego otra vez a derecha hacia Lanbreabe. Y en el barrio de nuevo a la derecha: siempre a la derecha (sin connotaciones políticas).
Especificaciones: Desde Lanbreabe piso hormigonado en buenas condiciones. Es una pista forestal muy estrecha (más nos vale no encontrarnos con ningún vehículo). Por la humedad que hace patinar las ruedas es conveniente realizar la ascensión en días secos. Bosque cerrado hasta Iondogorta.
Fuentes: Antes de llegar a Lanbreabe en la cuneta izquierda está Pistas Iturria.
Descripción: En estos tiempos que se han puesto de moda los finales de etapa en rampas imposibles, vamos a presentaros una nueva oportunidad para que comprobéis vuestras fuerzas para vencer estos muros cada vez más conocidos por los cicloturistas de nuestro país tras su inclusión en pruebas profesionales: Mas de la Costa, Sierra Bernia, Camperona, etc.
Desde los inicios de APM, ya os presentamos la ascensión a Iondogorta, donde acababa el hormigonado de una subida muy exigente que no llegaba a los 3 km. Pero hace ya unos años que se ha acondicionado otro tramo hasta alcanzar las campas del paraje conocido como Arimegorta a los pies del Gorbea. Por lo que hemos decidido incluir la altigrafía completa a este monstruo bizkaino, que sin embargo muy pocos naturales conocen a pesar de estar incluido en el Reto CIMA de las ascensiones más interesantes del panorama peninsular.
Realmente la ascensión se inicia al dejar atrás el caserío de Zeanuri en dirección a la presa de Undurraga. Pero como hay largos tramos prácticamente llanos, hemos optado por incluir aquí simplemente lo que podríamos llamar «el muro de Arimegorta».
Se trata de una durísima escalada con una pendiente media del 15% y varias rampas por encima del 25%, hasta un máximo del 30% en un par de ocasiones. Hasta llegar a Iondogorta, los descansos son prácticamente inexistentes salvo uno de 100 metros al pasar junto a una casa a mano izquierda. Lo único positivo es que toda ella transcurre bajo la sombra de enormes pinos en sus dos primeros kilómetros. Cuando las hayas hacen su aparición ya podemos echarnos a temblar aún más si cabe: podemos afirmar que hemos recuperado la respiración en pendientes cercanas al 20%. Si el suelo está seco y sin hojas o pinocha se puede ascender, si hay «narices», con bici de carretera. El Iondogorta, cuando regresemos, podremos subir a pie a nuestra izquierda a contemplar la presa bajo las peñas de Aldamin y Lekanda en las faldas del Gorbea. Las vistas sobre el valle de Arratia, impresionantes, pudiéndose contemplar al fondo el macizo del Anboto.
Pero aún debemos enfrentarnos a ese tramo novedoso que hará sucumbir a más de uno. En ese 1,5 km hasta Arimegorta encontraremos varios tramos de descanso e incluso llanos, pero también las peores rampas de todo este interminable muro. Sabemos que son muchos los que, habiendo llegado hasta aquí (lo que ya es un éxito personal), no han podido vencer esa terrorífica rampa al 30% hasta alcanzar el parking del que parten los montañeros que quieren disfrutar de una buena jornada en el macizo del Gorbea. Y poco después encontraremos el «burucartel», señal de que nuestro reto está superado.
Uno de los genios mitológicos más reconocibles del País Vasco es Basajaun. Se le describe como un gigante de fuerza descomunal y gran agilidad, con abundante pelo. En ocasiones tiene las piernas rojas, otras veces una pierna tiene forma de pezuña o de tronco de árbol. En cualquier caso, es el dueño y señor de los bosques, guardián de la foresta y de los rebaños, y su morada, entre otras, los valles y campiñas de Gorbeia. El gigante defendía con firmeza los tejos y los acebos, evitando su tala y mimando su crecimiento. Si existe un sitio en Gorbeia donde admirar grandes tejos, este es Arimegorta. Sus campas se nos quedarán grabadas de por vida, no solo por su belleza, sino en especial por el recuerdo imborrable del esfuerzo que nos ha requerido la conquista de este reino de Basajaun.
Mapa situación: