ÁLAVA ETXAGUEN-IPURTOTZ
Ibarra (Aramaio)
1010 visitas
Altitud: 703 m Distancia: 4,67 km Desnivel: 362 m Pendiente Media: 7,7 % Coeficiente: 86
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS
Etxaguen-Ipurtotz




 
Localización: En la salida sur del barrio de Ibarra en Aramaio, encontramos un cruce triple. Entramos por el ramal de la derecha, señalizado hacia Arexola y Arriola. Tras 120 m de descenso, comienza la ascensión.
Especificaciones: Carretera en buen estado, con señalización horizontal de separación de carriles. Alternan zonas despejadas y otras con sombras y se puede decir que el tráfico no existe.
Fuentes: Parece que hay una cerca de la iglesia de Etxaguen, pero no la vimos. Conviene surtirse en Ibarra.
Descripción: El valle de Aramaio es un verdadero lujo para los amantes del ciclismo. Reúne todas las condiciones para disfrutar al máximo de este deporte: un paisaje incomparable, casi total ausencia de tráfico en todas sus carreteras y variadas rutas que se pueden amoldar a las capacidades de cada uno. La única pega, o quizá no según como se mire, es que se encuentra un poco alejado de núcleos importantes de población. Pero merece la pena acercarse por allí y disfrutar de este entorno incomparable si se nos presenta la oportunidad.
Esta variante para llegar al bonito barrio de Etxaguen es bastante menos conocida que la habitual, la que parte del mismo centro de Ibarra. Es algo más corta y por ende más exigente que aquella. Y a nuestro modo de ver, bastante más bonita. En la subida tradicional apenas tenemos vistas debido al denso arbolado, mientras que en esta nos encontramos con amplias zonas de prados, alternando con otras de bosque, lo que permite disfrutar a tramos de amplios horizontes.
Los dos primeros kilómetros apenas tienen dos puntos en los que la pendiente llega al 10%. Una vez dejado el desvío hacia Arexola y pasado el barrio de Arriola, la carretera se estrecha y se empina, alcanzando la pendiente cifras del 12-13% en un par de tramos de 200 m, aunque por medio tampoco tenemos nada que se pueda considerar como un descanso. Al final de tercer kilómetro, un corto descenso nos lleva hasta la carretera tradicional con la que compartimos el kilómetro final, cuya segunda mitad es francamente dura ya que no bajamos del 10%.
Llegados a Etxaguen podemos dar por terminada la ascensión, pero los más aventureros tienen la posibilidad de seguir algo más de medio kilómetro por una pista hormigonada a través de un cerrado bosque, hasta llegar al solitario caserío de Ipurtotz. Eso, si no les asusta la rampa inicial que nos saluda con un 18% de pendiente.
Mapa situación: