ZARAGOZA PANIZA-VIRGEN DEL ÁGUILA
Paniza
419 visitas
Altitud: 1054 m Distancia: 8,71 km Desnivel: 379 m Pendiente Media: 4,35 % Coeficiente: 58
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS
Paniza-Virgen del Águila


Localización: Es la N-330 hasta el alto de Paniza. El cruce a la izquierda hacia el santuario de la Virgen del Águila pasa desapercibido.
Especificaciones: Carretera en perfecto estado hasta el cruce hacia el santuario y sin apenas tráfico por la cercanía de la Autovía Mudéjar. Luego se estrecha, pero el asfalto se mantiene en buen estado despareciendo la señalización horizontal. Sombras en el tramo final.
Fuentes: Desconocidas.
Descripción: Podíamos considerar Cariñena como inicio de la ascensión, pero los 6 km hasta Paniza no llegan al 2% de pendiente media. Esta localidad bien merece una visita, por cuanto el conjunto de edificios renacentistas que forman el entorno de la plaza principal; la Casa Valero Bernabé, hoy sede del ayuntamiento; la puerta de entrada, el arco de Montserrat y la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, con su torre campanario del siglo XVI, construida en ladrillo y con decoración mudéjar, bien merecen que nos adentremos a conocerlos. Así veremos también el monumento en homenaje a María Moliner, la autora del Diccionario más reconocido de la lengua española y natural de este pueblo.
A partir de Paniza nos encontraremos con 5 km pero no demasiado exigentes. Los dos primeros son muy suaves y solo llegamos al 8% poco antes de pasar bajo la autovía, en una zona donde se suprimieron algunas curvas. Poco después de Paniza los viñedos han ido dando paso a un bosque autóctono pero, dados su escaso porte y la gran anchura de la carretera, es imposible que nos proporcione una mínima sombra.
Nada más coronar hay una carreterilla a la izquierda que conduce a la ermita de La Virgen del Águila. Apenas serán 2,5 km y 110 m de desnivel y podremos disfrutar de una interesante visita, no solo por el edificio en sí, sino por las inmensas vistas que desde allí se contemplan. En el camino de subida al santuario, justo donde las viñas dan paso al monte de carrasca se encuentra la llamada “Carrasca de la Virgen”, una encina catalogada como Monumental y Singular en Aragón y en buen estado de conservación. El santuario se sitúa en la cima montañosa que lleva su nombre, un excelente mirador hacia el Campo de Cariñena hacia el norte y cuyas vistas se extienden hacia las Planas de María, la depresión del Ebro en Zaragoza y los Pirineos aún más al norte. Al sur quedan la sierra de Herrera. La historia de este lugar se mezcla, como es habitual, con leyendas milagrosas carentes de fundamento. El complejo, del siglo XVI, tenía hospedería y comedores y un retablo de gran valor. Desgraciadamente fue destruido en la Guerra de la Independencia y, aunque el edificio se restauró, el retablo se perdió para siempre. Es lugar de culto para los panicenses que dos veces al año, por San José y San Jorge, acuden en procesión hasta ese lugar.
Mapa situación: