CANTABRIA PICO JANO
Bárcena de Pie de Concha
14963 visitas
Altitud: 1161 m Distancia: 13,1 km Desnivel: 869 m Pendiente Media: 6,63 % Coeficiente: 193
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS
Pico Jano


Localización: Si venimos del norte, entraremos en Bárcena de Pie de Concha por la carretera CA-710. En el centro hay un cruce a la izquierda, que debemos tomar y que indica hacia Santander y Palencia. Es el inicio de la ascensión. Cien metros después deberemos tomar otro cruce sin señalizar a la derecha, para no entrar en la nacional.
Especificaciones: Carretera de 5 m de ancho, con asfalto en buen estado y una raya amarilla central como única señalización horizontal. El último medio kilómetro tiene un firme muy rugoso y descarnado, que esperamos sea reparado en breve, incluso en su prolongación hasta el Pico Jano, por su confirmada presencia en La Vuelta. Solo hay sombras en las segundas mitades de los Km 1 y 6. Tráfico inexistente.
Fuentes: Una justo en el inicio, a la izquierda en la confluencia de las dos carreteras.
Descripción: La silueta de esta montaña, muy característica, se puede reconocer con facilidad desde cualquier lugar del valle de Iguña, como queriendo mostrar su importancia en el entorno. No son pocas las montañas de Cantabria que acuñan el topónimo de Jano, Hano o Jana, cuyo nombre provendría del latín "Ianus" (lugar sagrado), con una interesante carga simbólico-religiosa. El término "enero" también derivaría de "Ianua" (puerta) indicando la entrada del año nuevo. Quizás un templo que veneraba a la diosa Venus le dio ese carácter mitológico y mágico a esta montaña cántabra: como siempre, la humanidad ha colocado sus dioses o diosas en las cimas de las montañas. En cualquier caso no cabe duda de que la romanización debió ejercer gran influencia sobre las gentes que poblaban estos valles: aún hoy en día pueden ser identificados los restos romanos de la antigua calzada romana del Besaya.
No obstante, llama la atención que una montaña con esa carga cultural haya sido tan degradada, transformada en dos impactantes embalses de los que grandes canalizaciones, bien visibles, permiten bombear y liberar el agua allí encerrada. ¡Y sus constructores no eran romanos!
Este es el río del que parte la ascensión, con 4 km seguidos bastante exigentes pues su pendiente media es del 9%, para conducirnos hasta el embalse de Alsa, bajo cuya presa se ubica la central hidráulica reversible de Aguayo. Con sus 360 megavatios de potencia instalada, aporta el 38% de toda la energía eléctrica generada en Cantabria. La existencia de este puerto está ligada directamente a la construcción de esta central, ya que no lleva a ningún sitio habitado, sino al Pico Jano, muy conocida del valle de Iguña, situado en la divisoria de los valles del Besaya y del Pas. Una ascensión que, sin tener fuertes rampas pero con casi 1000 m de desnivel en menos de 15 km, nos hará sufrir más de lo que a priori podamos pensar.
La iniciamos con un primer kilometro suave que no debe llevarnos a engaño, pues poco antes de llegar a una herradura, la pendiente aumenta de forma importante, manteniéndose en una media del 9% durante los 4 km siguientes. No pasaremos del 12%, pero debido a tal circunstancia, tampoco tendremos el menor respiro. Además, si hace sol, nos dará de lleno. No será hasta iniciado el Km 6, tras una herradura con un mirador, cuando la pendiente comience a disminuir, hasta llegar al tramo final que es prácticamente llano.
Bordeamos el embalse de Alsa y reemprendemos la subida en dirección a un nuevo embalse, el de Mediajo, ubicado 300 m más arriba, que ascenderemos a lo largo de 4 km en los que trazaremos hasta siete herraduras mientras la pendiente media va disminuyendo del 7,5% al 6% el último de ellos con alguna rampa de doble dígito. Las vistas han ido creciendo en amplitud panorámica a medida que hemos ganado altura.
El final de cualquier carrera, a día de hoy, debería estar situado al final de la presa del embalse de Mediajo. Si La Vuelta consigue que se asfalten u hormigonen esos 750 m finales a una media del 16,5% y rampa máxima del 23% hasta las mismas antenas del Pico Jano el espectáculo será grandioso. Y los locos de las cumbres les estaremos eternamente agradecidos.
Varias antenas de radio y telecomunicaciones coronan la cima salpicada de rocas. También encontramos el vértice geodésico, una pequeña cruz y un belén semioculto. Las vistas desde esta cumbre son extraordinarias por su posición. A ver si sois capaces de reconocer entre los montes el Portillo de Lunada, la Peña Sagra y, como superpuestos unos sobre otros, los embalses de Mediajo, Alsa y del Ebro. Media Cantabria, en fin, a nuestros pies.


Mapa situación: