ALMERÍA MONTEAGUD, SANTUARIO DE
Benizalón
496 visitas
Altitud: 1296 m Distancia: 9,23 km Desnivel: 454 m Pendiente Media: 4,92 % Coeficiente: 106
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS
Monteagud, Santuario de


Localización: Transitamos por la AL-5101 en dirección norte-sur por la estribaciones orientales de la Sierra de los Filabres. En un puente, 1,5 km abajo de Benitagla, iniciamos nuestra ascensión y al llegar a Benizalón nos desviaremos a la izquierda hacia el centro del pueblo para continuar nuestra ruta por el llamado Camino del Cerro.
Especificaciones: Carretera ancha, buen suelo y señalización horizontal entre esos dos pueblos citados. Al tomar el desvío la ruta se estrecha y desaparece la señalización. Un tramo de hormigón al paso por Benizalón nos dejará de nuevo en el asfalto, que no es tampoco el del inicio pero no afectará a nuestro pedaleo.
Fuentes: Una en el mismo cruce de desvío en Benizalón. Y la Fuente del Caño a su salida.
Descripción: Emprendemos esta ascensión para rendir homenaje a la Virgen de la Cabeza, patrona del entorno y la más venerada de la provincia. Y lo haremos remontando la Cuesta del Almendral en un par de kilómetros al 5% hasta llegar a Benizalón, un pueblo sumamente tranquilo que rememora la Andalucía mora que aún permanece intacta en la memoria colectiva: cada calle es un rincón de añoranza.
No carece de intríngulis su travesía, por el empinado descenso en hormigón a través de un estrecho y sinuoso callejeo hasta dar a parar a la ruta de la ermita. Y antes de abandonar el pueblo nos encontramos con la Fuente del Caño, último punto para rellenar los bidones.
Ahora la estrecha carretera se aparta entre almendros, olivos e incluso vides en busca de la soledad de los Filabres. Continuamos ganando altura a base de fuertes pendientes mientras el trazado caracolea tímidamente, con el blanco penacho del cerro de Monteagud festoneado por la ermita-santuario al fondo. Visible es también el trazado de la carretera entre el pedregal y el no muy tupido bosque de encinas.
Concede tregua la cuesta por momentos y así alcanzamos el Alto de la Mina y el Collado del Almecino, donde se inician las auténticas hostilidades al retomar por última vez el ascenso. Los 3,5 km que restan van a exigir nuestro mejor desempeño.
Las rampas de doble dígito nos acercan ahora a una doble herradura con un breve tramo cementado y muy exigente, a partir del cual tregua encontraremos, más no descansillo hasta la cima. Una curva a izquierdas nos sitúa ya en el tramo recién asfaltado de la ruta y en el punto de mayor dificultad, a la vez que el trazado se vuelve más espectacular por la sucesión de curvas de herradura.
Para adornar aún más este bellísimo paraje, llegados al cruce de la pista que baja hasta el puerto de la Virgen vamos a encontrarnos con un fino adoquín, que le aporta un toque distintivo a esta subida que intuimos cercana a su fin, pero que nos remata con 1,5 km al 11% y alguna rampa final del 20%, para llegar hasta la misma ermita por un estrecho camino cementado. Cuando entramos en la plazoleta señera, la pendiente desciende bruscamente hasta que se nos acaba la explanada frente a la ermita, construida en el siglo XVI por la devoción de los pastores de la Mesta. Es el momento de disfrutar del magnífico otero que es el cerro de Monteagud.
Mapa situación: