GIPUZKOA ELOSUA-GORLA
Azkoitia
1500 visitas
Altitud: 683 m Distancia: 9,65 km Desnivel: 547 m Pendiente Media: 5,67 % Coeficiente: 102
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

GP06
Elosua-Gorla




 
Fotos de ZIKLO y Google Street
Localización: En la carretera de Azkoitia a Zumarraga, 1,5 km después de la rotonda en la variante de la primera localidad, existe un cruce a la derecha señalizado hacia Elosua. Ahí se inicia la ascensión.
Especificaciones: Carretera amplia, perfectamente asfaltada y con señalización horizontal. Escaso tráfico y bastantes tramos de sombra que alternan con otros por terreno abierto.
Fuentes: Hay una, a la derecha, al inicio del Km 4 en un tramo entre dos caseríos. Otra, también a la derecha, en el Km 5,3. Y una tercera, más escondida, al final del área recreativa llegando al alto, a la derecha de la carretera y a un nivel inferior.
Descripción: Al llegar a la localidad guipuzcoana de Azkoitia, a los pies del Izarraitz, quedaremos impresionados con los bellos edificios que se alzan en sus calles. En la plaza destacan el edificio del ayuntamiento y la parroquia de Santa María la Real, con un órgano romántico de prestigio universal. También merecen una visita las casas-torre de la villa, como la de Baldakua, Floreaga, Idiakez o Etxe Beltza (torre medieval con aspecto negruzco consecuencia de un incendio sufrido en la 2ª Guerra Carlista) e Insausti, una de las más antiguas de Gipuzkoa. Esta última fue sede de los "Caballeritos de Azkoitia", nobles ilustrados que en el siglo XVIII constituyeron un grupo cultural con el fin de promover la cultura vasca y la investigación científica en Euskadi.
Este municipio ha destacado siempre por la arraigada tradición en torno a la pelota, de ahí que se la conozca como "la cuna de la pelota". Prueba de esa devoción son los frontones homenaje a Jorge Oteiza, donde cada uno de los siete territorios del País Vasco es representado por el tipo de frontón que corresponde a la modalidad de pelota más frecuente en él. Debemos recordar que nombres tan emblemáticos de la pelota como Atano III, crecieron jugando entre las calles y plazas de Azkoitia.
Pues bien, muy cerca de esta bella población se inicia la ascensión a Elosua -o Gorla, como también se le llama-, que presenta una menor dureza que la vertiente que asciende desde Bergara, aunque sus tres primeros kilómetros son de bastante exigencia. Se trata de un puerto que va de más a menos y solo llegamos al 10% justo al inicio del Km 4 que es donde finaliza la parte más dura. Habrán sido 3 km al 8% de pendiente media, por la zona más sombreada de toda la ascensión, lo que se agradece en verano. De ahí a la cima, es una sucesión de pequeños repechos, que no pasan del 8%, y tramos casi de falso llano. En uno de estos dejaremos a la izquierda el pueblo que da su nombre al puerto: Elosua, un minúsculo núcleo urbano (perteneciente al municipio de Bergara), en cuyas inmediaciones existió durante la Edad Media un pequeño castillo, cuyas piedras pudieron ser utilizadas para la fábrica de la cercana iglesia de San Andrés, un edificio peculiar por cuanto está parcialmente rodeado por un penumbroso atrio.
Se conoce popularmente a Elosua, desde antiguo, por las inhumaciones que se efectuaban en el cementerio, al que se llevaban no solo los difuntos del lugar sino también los del entorno, recorriendo el “Gorpuitz-bidea” (camino de los cuerpos) establecido posiblemente hace siglos. Debido al esfuerzo que suponía portar el cadáver a hombros, se depositaba en una gran piedra (“Il-harria” o la piedra de los muertos) que existe al lado del camino, cerca de la iglesia, para después de un merecido descanso proceder a los actos funerarios. Precisamente en este templo se escondió el cura de Santa Cruz, quien pasó su vida protagonizando rocambolescas huidas de los liberales. Quizás escogió el barrio de Elosua para esconderse por ser un sitio recóndito, al abrigo de las montañas y con acceso dificultoso. Conserva caseríos, como los de Iriaun y Gomezkorta, enclavados en un paisaje mágico de naturaleza virgen, con la curiosidad de que algunas de sus casas pertenecen a Azkoitia y otras a Bergara. Desde ahí poco más de 1 km nos queda para coronar junto al cartel del alto, y sin apenas pendiente en el tramo final tras pasar junto a un área recreativa.
Mapa situación: