ALICANTE CONFRIDES
Guadalest
1447 visitas
Altitud: 965 m Distancia: 20,43 km Desnivel: 734 m Pendiente Media: 3,59 % Coeficiente: 113
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

AT04
Confrides




 
Localización: A unos 5 km de Callosa d’Ensarriá en dirección a Guadalest por la CV-755 encontraremos un puente sobre el río Guadalest. A la salida de Guadalest enlazaremos en una rotonda con la CV-70 en dirección Alcoy, hasta que coronemos.
Especificaciones: Carretera en muy buen estado, de unos 6-8 m de anchura en su totalidad, con señalización horizontal y vertical. Muy pocas sombras, salvo en tramos contados. A partir de Guadalest el tráfico es mucho menor.
Fuentes: Desconocidas, aunque con tantos bares no tendremos problema. También podemos desviarnos 400 m de la ruta y entrar a Benifato, donde hay una buena fuente a la entrada.
Descripción: Vertiente más clásica y conocida de este tradicional puerto alicantino, subido en innumerables ocasiones en carreras ciclistas y por cualquier cicloturista que se acerque a pasar unos días en Alicante. Tiene multitud de vertientes desde el este, aprovechando los diferentes caminos de la zona, pero esta es la más conocida. Saliendo de Callosa d’Ensarriá, a 5 km cruzaremos el río Guadalest por un puente; el Museo de Vehículos a motor y el restaurante quedarán para el regreso.
Vamos a remontar el valle del río que nace cerca de Confrides, atravesando varios pueblos tranquilos de orígenes moriscos. Estos pueblecitos de montaña, cuyos nombres delatan su pasado musulmán, aparecen desperdigados entre el medio centenar de cumbres montañosas que salpican su abrupta geografía, y tienen la mayor producción de níspero de la península que cuenta con su propia denominación de origen.
Empezamos un primer tramo de ascenso de unos 6 km muy constante entre el 6-7% por una carretera serpenteante que remonta el valle hasta la localidad de Guadalest, famosa por su castillo y su bonito casco urbano. Poco más de 200 habitantes son suficientes para formar este encantador pueblo, situado en lo alto de un peñasco, con sus casas encajadas en la roca y dominando un extenso valle, enmarcado por las sierras de Xortà y Serrella al norte y la sierra Aitana al sur. Es obligatorio asomarse al balcón de El Castell de Guadalest, para admirar los idílicos paisajes que envuelven de magia el valle. Y abajo el embalse, con sus aguas de mil colores según la estación del año y los rayos solares, se divisa desde este pequeño pueblo, uno de los más bonitos de toda España, con sus calles medievales empedradas, sus pintorescos rincones, museos, restaurantes y su imponente castillo de San José.
Tras la obligada visita que algunos preferimos realizar a la vuelta, entraremos en un tramo muy suave, de otros 6 km, que alterna llanos, bajaditas y algún otro de subida, hasta que en el Km 13 de puerto ya volvemos a retomar la subida seria hasta la cima, también muy regular alrededor del 6-7%.
En el Km 10,6 dejaremos a nuestra izquierda Benifato y una de las ascensiones más exigentes de la comarca al recóndito e idílico paisaje de la Font de Partegat: ¡qué pena que estén dejando que el asfalto se deteriore! A falta de 4 km para coronar llegaremos al pueblo que da su nombre a puerto (que en algunos mapas llaman Coll d’Ares), que tiene su origen en un alquería musulmana denominada Aljofra y aún conserva los restos de su castillo árabe medieval erigido en un lugar casi inaccesible conocido como Penya del Castellet y que es el más alto de toda la provincia.
El cañón en el que nos introducimos en el tramo final le da un toque agreste a un puerto de los llamados “pajareros”, al ser muy largo y de los que piensas que puedes subir rápido, pero que luego pesa en las piernas en la parte final: no os equivoquéis al elegir el ritmo adecuado. Pero el paraje merece realmente la pena.
Mapa situación: