SEVILLA ROBLEDO, EL-CERRO NEGRILLO
Constantina
1310 visitas
Altitud: 856 m Distancia: 9,98 km Desnivel: 354 m Pendiente Media: 3,55 % Coeficiente: 51
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

SV01
Robledo, El-Cerro Negrillo






Localización: Comenzamos a subir a las afueras de Constantina en una rotonda en la que se unen las carreteras A-452 y A-455 y atravesamos el pueblo siempre en dirección a Cazalla de la Sierra. A la salida tomamos un cruce hacia Las Navas de la Concepción (SE-150 / A-3301). A unos cientos de metros de este primer cruce, giramos a la izquierda por la SE-156 hasta coronar el puerto.
Especificaciones: Excepto el primer tramo, la carretera es rugosa y, por tramos, bacheada. Posee señalización vertical y horizontal (aunque se pierde en algunas zonas) y cuenta con bastantes tramos protegidos del sol gracias a una tupida foresta que agradeceremos en época estival. El tráfico es escaso, aunque algo más abundante hasta la ermita.
Fuentes: Varias al paso por Constantina. Existe otra en la ermita de Nª Sª del Robledo y una más en la cima, en el Aula de la Naturaleza, aunque no siempre se puede acceder hasta arriba.
Descripción: La ascensión, partiendo desde Constantina, va a discurrir entre encinas y alcornoques en el interior del Parque Natural de la Sierra Norte sevillana, rodeados siempre por una abundante vegetación. El pueblo, como toda la comarca, goza de un clima agradable, con temperaturas frescas de invierno y suaves en verano, en esta zona relativamente húmeda cuyas precipitaciones están repartidas desde el otoño hasta la primavera, con cifras máximas en invierno. Este hecho favorece la creación y desarrollo de un bosque mediterráneo autóctono de encinas y alcornoques, sustituido por quejigos en las zonas más húmedas, del que podremos disfrutar en nuestro rodar. A ello se une el bosquete de robles melojos en la zona final de la ascensión del que toma su nombre el puerto y que supone el último de esta especie arbórea en la provincia. En lo que respecta a la fauna, cabe mencionar la existencia de algunas especies como el águila imperial, el buitre negro, la cigüeña negra y otras más difíciles de ver.
En este precioso contexto natural se desarrollará, pues, nuestro recorrido a través de una carretera curvosa, amena de subir, y sin grandes dificultades. Después del breve descenso veremos, en lo alto, algunas antenas y un radar militar: no es de extrañar que en la parte final de la subida haya un par de acuartelamientos, pues el Cerro Negrillo (este es el auténtico cerro), con más de 900 m de altitud, domina la zona ampliamente.
Seguimos ascendiendo y dejamos a nuestra derecha la Ermita de Nuestra Señora del Robledo, patrona de la ciudad, y cuya parte más antigua es de estilo mudéjar. Seguimos en nuestro ameno pedalear por una zona muy irregular, plagada de descansillos, y poco a poco vamos ganando altura sobre el valle y disfrutando del paisaje que se abre ante nosotros. Casi sin darnos cuenta habremos alcanzado el primer acuartelamiento, y luego, a la izquierda, el desvío hacia el radar y las antenas de Cerro Negrillo, de acceso restringido.

Un poco más adelante notamos un cambio en el asfalto recientemente arreglado. Además, la pendiente aumenta levemente y se va a situar siempre en torno al 5% de media y algún pico del 7%. Poco más de un kilómetro bien sombreado nos queda ya hasta alcanzar las maravillosas panorámicas del Mirador del Puerto del Robledo.
Aquí, si la valla está abierta, giramos a la izquierda, abandonando el ramal que continúa hacia Extremadura por una pista de tierra. La subida se extiende casi 1 km más, albergando rampas que alcanzan los dos dígitos, pero lo más espectacular sin duda es la panorámica hacia el norte que nos brinda este tramo, principalmente tras torcer una primera herradura a izquierdas. Las vistas de esta ascensión no tienen parangón alguno en la Sierra Norte de Sevilla.
La panorámica se completa hacia el sur provincial cuando, pasando la última cancela, coronamos el puerto y nos asomamos al mirador que hay en su cima, junto a las instalaciones del Aula de la Naturaleza “Cerro Negrillo”.
(texto de Martín Cerván y Miguel Baeza )
Mapa situación:

©