LA RIOJA CABIMONTEROS
Arnedillo
525 visitas
Altitud: 1327 m Distancia: 9,6 km Desnivel: 635 m Pendiente Media: 6,61 % Coeficiente: 124
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS
Cabimonteros


Zona asfaltada: Altitud: 1050 / Distancia: 5,05 / Desnivel: 358 / P. Media: 7,09 % / Coef.: 75
Localización: Después de dejar atrás las últimas casas de Arnedillo en dirección a Enciso y poco después de la señal de fin de la localidad, encontramos un cruce sin señalizar a la derecha que es el inicio de la ascensión.
Especificaciones: Carretera amplia, sin señalización horizontal y bien asfaltada hasta el km 5. A partir de ahí se convierte en pista de grava que conduce a un parque eólico, pista que en una gran parte, sobre todo al principio, es transitable con bici de carretera pero luego presenta algunos tramos un tanto complicados para esta montura. No hay ni una mínima sombra y el tráfico brilla por su ausencia.
Fuentes: No existen durante la ascensión por lo que nos tendremos que aprovisionar por Arnedillo. Hay varias fuentes pero un tanto escondidas entre calles, así que si necesitamos rellenar el bidón, mejor preguntar.
Descripción: Arnedillo, villa realenga desde 1170 se asienta a orillas del río Cidacos. Aunque llegó a superar de largo el millar de habitantes, hoy apenas cuenta con la mitad pero es un censo que se mantiene muy estable en los últimos 50 años. Ello se debe fundamentalmente al aumento del turismo debido a sus famosos manantiales termales que manan junto al río, donde se han habilitado pequeñas piscinas para que la gente pueda disfrutar de las bondades de estas aguas. Dispone también de un balneario y una gran oferta hostelera y de restauración. El casco urbano esconde rincones entrañables que no vamos a detallar en estas pocas líneas. Podremos hacer una entrada espectacular con la bici por un largo túnel de la Vía Verde del Cidacos y que nos deja en el mismo centro urbano.
La carretera por la que iniciamos la ascensión es una vía que daba servicio a unas canteras y nos sorprende por su amplitud y su buen firme (año 2021). Pero dado que las canteras se han cerrado hace unos años y están en vía de recuperación ambiental, mucho nos tememos que el estado de la carretera se vaya deteriorando ya que no tiene ninguna otra utilidad. Esperemos que sigan manteniéndola.
Estamos ante una bonita ascensión, con un trazado bastante curvilíneo y de una cierta exigencia por cuanto la parte asfaltada supera el 7% de pendiente media. Si la acometemos en un día caluroso puede ser un suplicio porque no hay ni un solo árbol y es una ladera orientada al sur. Ya desde el comienzo nos deja claro que no se puede tomar a broma, regalándonos 300 m iniciales con el 11% de pendiente media si bien luego tenemos un descanso hasta finalizar el primer kilómetro. Siguen otros dos y pico con una pendiente moderada y sin demasiadas estridencias en los que vamos describiendo unas cuantas herraduras que, dada la ausencia de obstáculos, nos permiten disfrutar de unas grandes vistas en todas direcciones. Mediado el cuarto kilómetro viene el tramo más duro de toda la ascensión con 600 m por encima del 10% y con un remate, por suerte muy puntual, que alcanza el 16%. Aún quedarán un par de rampas más cortas pero igual de duras antes de finalizar el quinto kilómetro donde se acaba el asfalto.
Aquí, si vamos con BTT o gravel no hay problema en seguir adelante por la pista de grava. La pendiente es algo más contenida, pero el tipo de firme hace que apenas se note la diferencia en el esfuerzo. Nosotros fuimos con bici de carretera y avanzamos otros 4,5 km aunque hemos de decir que en un par de puntos tuvimos que hacer unos pocos metros a pie por el estado del firme. Cada uno que decida lo que crea oportuno.
Lo dejamos en el km 9,6 al llegar a una zona de bosque, porque aunque aún se pueden subir unos pocos metros, la pendiente es escasa y el firme se deteriora más. Las vistas espléndidas, no en vano estamos por encima de los 1300 m de cota.
Mapa situación: