BARCELONA FUMANYA-PEGUERA
C-16
2430 visitas
Altitud: 1739 m Distancia: 16,51 km Desnivel: 1087 m Pendiente Media: 6,59 % Coeficiente: 276
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

BA14
Fumanya-Peguera






Localización: Abandonamos la C-16 a la altura del Embalse de La Baells en el río Llobregat, para dirigirnos a la Central Térmica de Cercs y el pueblo de Fígols por la BV-4025. Sin abandonarla nunca llegaremos hasta el fin del asfalto a apenas 2 km de la estación invernal de Rasos de Peguera. Nos hallamos al norte de la provincia de Barcelona.
Especificaciones: Suelo en buen estado y sin señalización horizontal hasta que finalmente se convierte en pista de tierra tras superar el col de la Peguera. Escaso tráfico en su zona final, salvo algún vehículo de montañeros. Sombras en esa parte final.
Fuentes: Desconocidas.
Descripción: El segundo de los grandes colosos berguedanos parte de la C-16, la principal arteria comarcal. En la misma ribera del Llobregat, cuando este empieza a ensancharse para formar el embalse de La Baells y junto a la Central Térmica de Cercs, hacen su aparición las ya apreciables rampas iniciales que van a marcar la primera mitad del puerto donde la pendiente media de cada kilómetro se mantiene constante entre el 8 y el 9%, con muchas “escalones” intercalados de doble dígito.
Trazando varias curvas de herradura iremos encaramándonos sobre el valle y atravesando los restos de antiguas instalaciones mineras del carbón y las colonias de Sant Josep y Sant Corneli que de ellas surgieron y siguen atrayendo hoy a los turistas. Todo este entorno forma parte del municipio de Fígols, situado a los pies de la sierra de Ensija y de los Rasos de Peguera, que se elevan hacia el oeste. Aunque alrededor de la iglesia románica de Santa Cecilia se agrupan varias casas que quedarán a la izquierda en el Km 5,5, es este un pueblo muy disperso en el territorio.
Mientras ascendemos, el paisaje va cambiando y nos encontramos ante los cingles o riscos de Vallcebre que nos acompañarán en este segundo tramo de carácter mucho más bucólico. El viento puede hacer su aparición al ser la carretera ahora más abierta, endureciendo aún más si cabe la escalada hasta llegar al desvío al pequeño pueblo de Fumanya.
Poco después deberemos desviarnos de la ruta para tomar dirección a los Rasos de Peguera, abandonando la carretera hacia Vallcebre que pasa junto a un yacimiento paleontológico en una explotación de lignito a cielo abierto donde se han contabilizado más de 3500 huellas de dinosaurios de diversa tipología, por lo que se le considera como uno de los más importantes del Cretáceo Superior en Europa. Si siguiéramos por ahí alcanzaríamos en apenas 700 m el coll de Fumanya y podríamos añadir un puerto más a nuestra particular colección. Y si aún nos sabe a poco, siempre podemos enlazar con el Coll de Pradell: pero esa es otra historia mucho más “entretenida”.
Preferimos desviarnos, pues, hacia Peguera y seguir ascendiendo, ahora de manera más relajada, hasta alcanzar Els Tres Camins, donde el llamado Coll de la Creu de Fumanya queda a la izquierda. Pronto nos sorprenden 400 m de inesperadas rampas que dan paso a un descenso que nos lleva a enfrentarnos 1 km después al último esfuerzo hasta el final del asfalto al pie de El Tossal. Desde ahí podemos seguir por pista de tierra hasta la estación de Rasos de Peguera: otra cosa será que nos atrevamos a hacerlo sobre nuestras “flacas”.
Mapa situación:

©