A CORUÑA PAXAREIRAS, AS
Sestaio
1512 visitas
Altitud: 538 m Distancia: 11,01 km Desnivel: 519 m Pendiente Media: 4,71 % Coeficiente: 104
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

AC07
Paxareiras, As






Localización: Esta vertiente de Paxareiras, posiblemente la menos conocida a este precioso mirador sobre A Costa da Morte, la iniciaremos en la C-550 que desde Cee y por Muros se dirige a Noia. La subida comienza a la altura del Km 44, al poco de abandonar Serres. Tras unos kilómetros por carreteras vecinales, enlazaremos con la AC-400 hasta coronar.
Especificaciones: En una primera parte de apenas unos cientos de metros la carretera será ancha y con algo de arcén, pero con bastante tráfico. Al girar a la izquierda en dirección a Sestaio, el vial se estrechará mucho desapareciendo toda señalización horizontal, con un asfalto bastante rugoso, aunque a cambio el tráfico motorizado pasará a ser testimonial. En una tercera parte, a la altura del Km 7,5, volveremos a una carretera con gran anchura, con señalización horizontal, donde el tráfico aumentará algo, aunque eso no debe agobiarnos.
Fuentes: Desconocidas.
Descripción: Esta ascensión es una especie de compendio de las otras dos que miran a la ría de Muros e Noia, alternando carreteras anchas con otras que más bien parecen pistas forestales, y zonas de rampas muy duras con otras de descanso. Esta vertiente discurre íntegramente por el concello de Muros, si bien en la parte alta, la propia carretera marca la línea que separa el municipio muradán del de Carnota.
El centro neurálgico de este bonito municipio recae en el núcleo de población que le da nombre y es, a su vez, una de las villas más hermosas de toda la provincia de A Coruña. Transitando por la AC-550, ya ganaremos algo de altura al poco de salir de Serres. Pedalearemos por dicha carretera apenas unos cientos de metros, para realizar un giro cerrado a la izquierda, trazando una “raqueta”. La sensación al principio es de que hemos dado media vuelta ya que durante un tramo iremos en paralelo a la carretera principal por la que hemos llegado, pero en sentido contrario.
Pronto empezaremos a ganar altura, con unas rampas más o menos mantenidas que rondan el 7% de inclinación, y será así hasta un poco antes del Km 5, momento en el cual llegará una zona de descanso de un kilómetro de descenso, por momentos fuerte. Como curiosidad, ese descenso lo iniciaremos poco antes de una población llamada Fondo, pero no tocaremos “fondo” hasta llegar a una curva de vaguada situada poco después de una de herradura en la que cruzaremos el Arroyo (Rego) de Valdexeira.
Las aldeas que atravesamos no es que estén ancladas en el pasado son como si de la novela La Historia interminable de Michael Ende se tratase: La Nada avanza imparablemente devorándolas a su paso. La de Fondo, a principios del 2022 sólo contaba con 4 habitantes; la de Eiroa, la siguiente, contaba con 7. En total, las cuatro aldeas que conforman la parroquia de Sestaio, sumaban la raquítica cifra de 34 personas. Será a la altura de A Eiroa cuando tendremos que lidiar con las rampas más fuertes de toda la ascensión, llegando puntualmente casi a besar el 20%, y tendremos que afrontar un par de herraduras al 13 y al 15%.
Al enlazar con la carretera que viene desde Portugalete-Muros, volvemos a rodar por una carretera muy ancha, que seguirá ofreciendo alguna rampa de consideración, pero al poco ya la cosa se suavizará mucho llegando a ser una sucesión de rampas suaves y de falsos llanos. Será en ese momento en el que empezaremos a ir flanqueados por los aerogeneradores que están presentes en casi cualquier cordal gallego.
Los últimos 2 km de ascensión discurriremos entre estos gigantes molinos que tanto afean los horizontes, pero entre ellos se encuentra el Mirador das Paxareiras, desde el cual podremos disfrutar de unas maravillosas vistas de la Playa de Carnota, la más extensa de Galicia; así como también del Cabo Fisterra, de las localidades de Lira, Carnota, Caldebarcos… e incluso el cresterío de A Moa o Pindo, también conocido como el Olimpo Celta, un monte plagado de mitos y leyendas. Venga, a enfundarse el maillot y a meter en el zurrón de las ascensiones, esta entretenida y bonita subida.
(texto de Marcelino Álvarez, “Boirinho”)
Mapa situación:

©