GIPUZKOA USURBE
Beasain
1898 visitas
Altitud: 706 m Distancia: 5,92 km Desnivel: 555 m Pendiente Media: 9,38 % Coeficiente: 197
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

GP03
Usurbe






Localización: El inicio lo situamos en la misma entrada a Beasain, junto al puente sobre el río Oria. Hay indicaciones hacia Usurbe. Solo puede haber alguna duda al pasar junto a la iglesia que debemos dejar a la derecha.
Especificaciones: Carretera estrecha con señalización lateral y asfalto perfecto hasta el km 4,2. A partir de ahí, hormigón bastante rugoso que nos exige un esfuerzo superior. Sombras continuas una vez rebasada la mitad del cuarto kilómetro. Tráfico prácticamente inexistente. Precaución al descender porque suele haber bastantes caminantes y a veces con perros sueltos.
Fuentes: Hay que aprovisionarse en Beasain porque durante la ascensión hay un par de ellas bastante poco aparentes pero sin garantías sanitarias. Tenemos una en el km 0,25 en un parque infantil y otra en el km 0,4 en la pared del parking que hay junto a la iglesia.
Descripción: Beasain es una de las típicas villas industriales asentadas en los valles guipuzcoanos que ha multiplicado exponencialmente su población en el último siglo. Alberga empresas reconocidas a nivel mundial como la CAF y otras quizá no tan conocidas pero suministradoras de productos de gran calidad. Esto hace que circular en bicicleta por el fondo del valle sea un tanto complicado aunque bien es cierto que en los últimos años se ha avanzado bastante con nuevos carriles bici. Pero en cuanto te separas un poco del río te encuentras con zonas rurales, un verdadero paraíso verde para disfrutar de la bicicleta. Aunque eso sí, pagando el peaje de tener que esforzarnos lo nuestro porque no hay un metro llano. Es el caso de esta ascensión, sin duda una de las más duras de Gipuzkoa. Si no es más conocida es por el hecho de no haber sido incluida en ninguna prueba ciclista ya que es imposible colocar una meta.
Comenzamos pues donde hemos comentado y en apenas 700 m hemos dejado atrás la última casa de la localidad. El paisaje cambia de forma radical y entramos en un entorno absolutamente rural. La pendiente bastante contenida, no rebasamos el 8%, nos deja disfrutar de lo que nos rodea, un verde paisaje de prados, bosques y caseríos dispersos. Es justo al llegar a la mitad de la ascensión cuando la dureza cambia de forma radical. Hemos llegado al barrio de Erauskin donde trazamos una especie de enorme herradura y a la salida de la misma nos topamos con una pared. La pendiente cambia bruscamente del 4% al 15%. Y no pensemos que va a ser de forma temporal. Nos enfrentamos a un kilómetro que tiene ese 15% de media y máximo del 20%. Y tendremos que afrontar los 3 km finales más o menos en esta línea ya que este tramo tiene una pendiente media de exactamente el 12,5% y eso que hay un par de pequeños descansos. Por lo menos, la sombra nos va a acompañar en esta parte final. Así que calma y a ir guardando fuerzas. En el km 4,2 no caigamos en el error (mucha gente lo ha hecho) de seguir a la izquierda por asfalto, señalizado hacia Usurbe. Eso solo nos lleva al caserío del mismo nombre y tendremos que volver atrás. Nuestra ruta sigue por esa tremenda rampa al 20% sobre hormigón que vemos frente a nosotros y que nos mete en un cerrado bosque con profusión de hayas, abetos y otros árboles. Al final del mismo llegamos a un collado donde podemos coger resuello para afrontar la última rampa hasta las antenas y una enorme cruz de hormigón. Solo nos queda disfrutar de las enormes vistas que se contemplan desde la cima: todas las sierras de Gipuzkoa e incluso alguna de Navarra y Araba.

Mapa situación:

©