PONTEVEDRA SAN FINS
río Cea (Arbo)
1486 visitas
Altitud: 666 m Distancia: 6,53 km Desnivel: 547 m Pendiente Media: 8,37 % Coeficiente: 167
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

PO12
San Fins






Localización: En el concello de Arbo, al que llegaremos por la PO-400 en dirección a Salvaterra do Miño siempre circulando en paralelo al río gallego por excelencia que traza aquí la frontera con Portugal, en una rotonda tomamos el desvío a mano derecha hacia Cabeiras por la PO-5201. En 1,5 km llegaremos a un puente sobre el río Cea donde iniciamos la altimetría. Es muy fácil despistarse al irnos encontrando con numerosos cruces, aunque muchos de ellos acaban confluyendo en la carretera principal.
Especificaciones: Se trata de una carretera estrecha y con firme irregular. El suelo se estropea en algún tramo concreto, pero que no impide el pedaleo con la “flaca”. El tráfico es prácticamente inexistente y las sombras nos cubren en algunas zonas, aunque desaparecen al final. Ahora bien, el viento puede convertirse en enemigo molesto.
Fuentes: En el Km 1,1 encontramos un rincón con mesas y fuente entre los árboles, justo antes del cruce a Pedreira. La que más agradeceremos es, sin duda, la que se halla en el alto a un paso de la ermita del santo.
Descripción: Cuenta la leyenda que San Pedro ad Vincula -o su hijo San Fins que para algunos son el mismo personaje- subió junto a sus hermanos a diferentes cumbres junto al Miño para intentar localizar el cuerpo del otro hermano que se había ahogado en el río, San Telmo. En cada cima adonde subieron hoy existe una ermita. Y precisamente a una de ellas, la de San Fins, es a la que hoy nos dirigimos para conquistar una nueva ascensión del Reto CIMA.
El pequeño concello de Arbo se nos muestra muy unido al Miño, y se ubica en la Ruta de la Lamprea, uno de los manjares fluviales más apreciados. A su vez, en esta tierra los viñedos de albariño nos irán acompañando en el primer tramo de este corto, pero exigente puerto en la provincia de Pontevedra.
Los primeros 900 m no encierran ninguna dificultad mientras pedaleamos entre casas y numerosos hórreos. En el Cruceiro de Cabeiras el cartel nos señala que debemos tomar a la derecha y así lo hacemos. A partir de ese momento la pendiente alcanza el doble dígito mientras transitamos por diversos barrios antes de alcanzar un pequeño rellano de apenas 150 m: no ha sido más que un sueño porque los Km 2 y 3 encierran las mayores rampas de la ascensión.
El Km 4 nos deja recuperar el aliento, aunque poco antes del cruce a Vilar las rampas vuelven a manifestarse en toda su potencia en esta zona con cuatro curvas de herradura. El largo tramo siguiente es el más llevadero de todo el puerto hasta que 1 km después las rampas de dos cifras y nuevas herraduras vuelven a hacer acto de presencia. Poco después nos adentraremos en un pinar donde la exigencia no parece ceder.
Al salir a cielo abierto los aerogeneradores van atrayendo nuestra visión y dejaremos a la derecha una pista hacia el Parque Eólico Montouto 2000. En esta zona podemos encontrarnos con cabras sueltas, pues es donde se cría el famoso "Cabrito de San Fins". Además, al fondo del gran barranco a nuestra derecha pasa el río Cea, que tiene una ruta de molinos muy interesante. Finalmente, el tramo hormigonado que nos conduce a la Capela de San Fins nos reta con un desvío a mano derecha solo reservado a los más valientes.
Y así llegaremos a la solitaria y enigmática ermita cuyos orígenes podrían deberse a la necesidad de cristianizar la zona. Es posible que antes de ser un lugar sagrado para los cristianos, lo fuera para las culturas anteriores, como podemos concluir de las marcas en las rocas de alrededor que nos indican que aquí pudo existir algún emplazamiento castrexo. Nosotros beberemos agua de la fuente que mana de la misma roca y sacaremos la foto de rigor, para disfrutar a continuación de unas de las mejores vistas del valle del Miño y de Portugal, así como del mítico San Nomedio, Salvaterra y de parte del Val do Louro.
Como curiosidad comentar que, a primeros de agosto, Cabeiras celebra la romería que congrega a numerosos fieles en torno a este santo, abogado de las dolencias de la cabeza. Para ello se realiza una ascensión a la cumbre en donde los fieles portan encima una teja. Ya veis que Galicia no deja de ser mágica en ningún entorno.
Mapa situación:

 
 Vídeo:
 
 
©