CÁCERES MONTÁNCHEZ (ANTENAS)
Montánchez
1005 visitas
Altitud: 990 m Distancia: 7,98 km Desnivel: 571 m Pendiente Media: 7,16 % Coeficiente: 125
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

CC04
Montánchez (antenas)






Localización: En la EX-382, viniendo de la N-630 al sureste de la ciudad de Cáceres, iniciamos la ascensión en el punto más bajo poco antes del cruce con la carrera que une Arroyomolinos con Albalá. Circunvalamos luego Montánchez y nos desviamos a la derecha hacia las antenas en la parte alta de dicha población. Aunque son varias las antenas, buscaremos siempre las más altas y no hay pérdida.
Especificaciones: Muy buen suelo con señalización horizontal hasta Montánchez y también en su circunvalación. Luego el suelo se va deteriorando y en algunas zonas se vuelve casi impracticable: pero merece la pena superar esas dificultades. Sin sombras ni tráfico en la parte final.
Fuentes: Ninguna a la vista, pero siempre podremos aprovisionarnos en el pueblo.
Descripción: La sierra de Montánchez separa la cuenca del Tajo al norte de la del Guadiana al sur. En su entorno la dehesa, la sierra, los llanos y las riberas completan su fisonomía, donde encontramos alcornoques, encinas y robles, que se mezclan con los olivos, los cereales, los viñedos, los pastos y las higueras cerca del núcleo urbano de la ciudad que le da nombre, formando terrazas naturales de fuertes pendientes donde la vegetación de matorral confiere a este paisaje un aspecto muy peculiar.
En un principio se atribuyó la fundación del pueblo de Montánchez a los romanos, aunque se han encontrado objetos anteriores, quizás del pueblo vetón. Pero los primeros datos de los que disponemos, se remontan a finales del s. XI en el que figura como fortaleza musulmana del reino de Badajoz.
Su impresionante castillo, construido originalmente en el s. VIII y reformado posteriormente por los almorávides, pasó durante unos años de manos musulmanas a cristianas y viceversa hasta su conquista definitiva por Alfonso IX de León, pasando a formar parte de los dominios de la Orden de Santiago en Extremadura. Esta fortaleza Ha vivido enfrentamientos de cierta importancia en la historia española, en los cuales destaca entre otros nombres el de Álvaro de Luna. En su interior se halla la Ermita de Nª Sª de la Consolación.
Todo ello ha proporcionado un buen legado cultural a Montánchez, que presume de tener un clima de lo más agradable. Quizá ese sea uno de los secretos del magnífico jamón que aquí se elabora, con D. O. Dehesa de Extremadura, y del buen carácter de sus habitantes, siempre hospitalarios con cuantos se acercan a conocer su bonito pueblo. La Plaza Mayor y la del Alktozano, así como el paseo por las estrechas e irregulares callejas del antiguo barrio musulmán del Canchalejo las dejamos para el regreso. ¡Y posee una plaza de toros rectangular! Además, en el pueblo hay varias bodegas centenarias que se pueden visitar.
Pero en el punto más alto de la sierra que se yergue sobre Montánchez, un conjunto de numerosas antenas nos retan a su conquista. Y hacia ellas nos dirigimos. En la primera parte del ascenso ya notaremos su dureza con alguna rampa seria. Este tramo concluirá en una rotonda que nos orienta hacia Montánchez, que circunvalaremos hasta desviarnos en la parte alta del pueblo hacia las Fuentes del Salor.
Luego seguiremos recto por una carretera en muy mal estado y que se estrecha cada vez más. A partir de aquí la dificultad se incrementa en esta parte final de la subida donde la dureza llega ahora a picos del 15-16% hasta el desvío a unas primeras antenas que nosotros conquistaremos más tarde, porque preferimos enfrentarnos a la rampa del 17% justo antes de las antenas más altas. Si la superamos, podremos disfrutar de unas espectaculares vistas sobre toda la comarca de la dehesa extremeña.
Es el momento de volver sobre nuestros pies y dirigirnos al “Cancho que se menea”, aunque dicho megalito prehistórico no lo hace desde el 19 de Junio de 1937, cuando unos soldados “graciosos” del Regimiento de Las Navas decidieron derrocar el monumento para probar “su valentía”. Sería una fatal consecuencia de la incivil guerra española o tal vez la simple constatación de que hay cafres en todos los lugares.
Mapa situación:

 
 Vídeo:
 
 
©