LAS PALMAS HOYA DE LA VIEJA
Maspalomas
1812 visitas
Altitud: 1406 m Distancia: 38,93 km Desnivel: 1383 m Pendiente Media: 3,55 % Coeficiente: 291
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS
Hoya de La Vieja




.


Localización: Partimos del inicio de la Avenida de Tirajana, junto a las Dunas de Maspalomas en el extremo sur de esta localidad. A la salida del núcleo urbano solo tenemos que seguir la GC-60 perfectamente señalizada hacia Fataga y San Bartolomé de Tirajana.
Especificaciones: Carretera perfecta con señalización horizontal solo lateral. Apenas alguna sombra muy puntual y tráfico más bien escaso.
Fuentes: En las islas no es fácil encontrar fuentes públicas por lo que es aconsejable partir avituallados o hacerlo en alguno de los pueblos de paso. En estos casi 40 km solo hemos encontrado una fuente junto a la iglesia de San Bartolomé de Tirajana.
Descripción: En Canarias, una “degollada" es un lomo montañoso, que sirve como paso entre dos barrancos o laderas. Es un topónimo muy común equivalente a los collados de la Península. Hecha esta aclaración, pasemos a la descripción de la ascensión a esta degollada.
Esta vertiente es menos dura que la de La Aldea de San Nicolás, aun así, es puerto de casi 40 km y más de 1500 m de desnivel acumulado, que podemos dividir en cuatro tramos bien diferenciados de exigencia muy dispar.
El primero de ellos nos lleva al espectacular Mirador de Las Yeguas, que nos sorprende con una panorámica sobre el barranco de Fataga, cañón sinuoso, ancho y profundo, de laderas suavemente abombadas que culminan en desafiantes riscos casi verticales. Todo ello tapizado de vegetación y con el mar al fondo, en un conjunto multicolor y fascinante que es asimismo un magnífico mirador astronómico por la calidad de su cielo.
Desde ahí nos iremos adentrando en el entorno de Las Tirajanas, amplia comarca de morfología muy compleja que comprende actualmente dos municipios, los de San Bartolomé y Santa Lucía. Esta ha sido, hasta tiempos recientes, una de las zonas más aisladas de la isla por lo extremadamente quebrado de su territorio y las dificultades de comunicación con el resto. Nos hallamos, pues, en una comarca tremendamente abrupta, retorcida, áspera, barroca, luminosa, ardiente y fría, seca y verde, con oasis y rinconadas de ensueño y bellísimos panoramas. Y además ofrece al investigador un megalitismo singular y los más de 800 enterramientos de la necrópolis de Arteara.
En el Alto de Fataga, tras 10 km de nuevo cuesta arriba, acaba el segundo tramo y desde ahí nos dejaremos caer hasta el núcleo del municipio más grande la isla, San Bartolomé, el antiguo Tunte, asentamiento de un poblado aborigen y donde se ubicaron, tras la conquista, diversos pobladores hispánicos.
El siguiente tramo en ascenso nos lleva a otro mirador, el de la Cruz Grande, en la degollada que nos abre la puerta a un nuevo escenario: los barrancos de Chira y la población de Ayacata. Hemos llegado hasta él protegidos por el murallón rocoso de los Riscos de Tirajana, al pie del Pico de los Nieves. Ayacata es un pueblo encajonado entre acantilados de gran belleza y reconocido mundialmente en el entorno de la escalada, bien cerca de dos de los símbolos de la isla: el Roque Nublo y el Roque Bentayga. Y ya solo nos queda coronar la Degollada de Hoya de la Vieja, y sentiremos la satisfacción de haber culminado una hazaña que luciremos con orgullo en nuestro particular currículum cicloturista.
Mapa situación:

©