LEÓN VALPORQUERO
Vegacervera
664 visitas
Altitud: 1405 m Distancia: 8,9 km Desnivel: 370 m Pendiente Media: 4,16 % Coeficiente: 69
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS

LE11
Valporquero






Localización: Inicio en el centro de Vegacervera, junto al puente, en la LE-311, aproximadamente en el Km 34.
Especificaciones: Carretera en perfecto estado, recientemente asfaltada y con señalización horizontal. Tráfico escaso, sobre todo a partir de Felmín, ya que la carretera termina en Valporquero. Aumenta algo en verano pero aún así es escaso. En las Hoces prácticamente no entra el sol, pero en el resto solo hay algunas sombras aisladas que desaparecen en la parte final.
Fuentes: Una en Vegacervera, 150 m antes del punto de inicio en una zona con mesas. Otra a la izquierda mediado el km inicial y una tercera en el km 2, al comienzo de las Hoces, nada más pasar el primer puente. No es una fuente sino un gran manantial que sale de la roca. Y no hay más fuentes, salvo que descendamos de Valporquero hasta el complejo de las cuevas, donde hay una, además de un restaurante.
Descripción: Este puerto fue final de etapa en varias Vueltas a León siendo catalogado como puerto de primera, algo a todas luces exagerado. Es de segunda siendo generosos. El enclave es de una gran belleza. Iniciamos la ascensión en Vegacervera, cuando realmente es en Felmín donde se inicia la parte más seria, pero es que no podemos perdernos el espectáculo que ofrece la naturaleza en el desfiladero de las Hoces de Vegacervera que ya vislumbramos desde la salida. Vamos encajonados entre el río Torío y unos enormes farallones verticales que casi no dejan ver el cielo. Al comienzo de las Hoces, en el km 2, nada más pasar el primer puente podremos contemplar un gran manantial que sale del interior de la roca. Lo llaman Pozo del Infierno, parece ser porque en el pasado se cobró la vida de varias personas que intentaban explorarlo. Hoy está cerrado por una reja para evitar imprudencias. Tanto el desfiladero como el manantial son dignos de ver y disfrutar.
La comunicación inicial entre Vegacervera y Valporquero era una vía romana a traves del monte. No había camino por la garganta. La tradición cuenta que un caballero de Felmín que estuvo con Pizarro, volvió cargado de plata y pagó la construcción de una senda peonil a traves del desfiladero, preludio de la actual carretera.
A la salida del desfiladero pasamos junto a un antiguo calero y tras un falso llano por el fondo del valle, llegamos a Felmín, donde un nuevo puente nos mete de lleno en la parte seria de la ascensión. También podemos seguir 200 m más adelante y cruzar el río por el viejo puente, retrocediendo por el interior del pueblo, lo cual es más interesante.
No podemos decir que sea una ascensión dura, pero sí de una cierta exigencia al tener que superar casi 5 km al 7%. Tras cinco curvas de herradura en kilómetro y medio, la carretera va apoyándose en la falda derecha del monte hasta llegar a Valporquero, con una pendiente bastante uniforme. Llegados allí, justo antes del comienzo del descenso hacia la cueva, tomamos a la izquierda una exigente rampa de 250 m al 10% que nos lleva hasta el mirador. La vista es espectacular.
Merece la pena descender un km al 5% hasta el complejo de la cueva, ya que el enclave es muy bonito y podemos recuperar fuerzas en el resturante allí situado. Eso sí, no podremos visitar la cueva con el atuendo ciclista, aunque si hay tiempo, merece la pena volver por el coche, abrigarse (la temperatura en el interior es de 7ºC), y ponerse calzado adecuado.

La cima vista desde una pista hormigonada encima del pueblo

Mapa situación:

 
 Vídeo:
 
 
©