BURGOS SOMO, EL
Valderrama
1162 visitas
Altitud: 972 m Distancia: 5,1 km Desnivel: 383 m Pendiente Media: 7,51 % Coeficiente: 102
VER LEYENDA
COLORES RAMPAS
Somo, El






Localización: Desde Frías, localidad de obligada visita, seguimos un kilómetro el cauce del Ebro por su ribera derecha, hasta encontrar un cruce señalizado hacia Valderrama. En ese punto se puede situar el inicio del ascenso, aunque nosotros hemos preferido colocarlo tres kilómetros más adelante, en el cruce de entrada a Valderrama, dada la escasa pendiente de este tramo.
Especificaciones: Este puerto se asfaltó en 2010 y se ha reasfaltado casi en su totalidad en 2023, por lo que el firme está perfecto a esa fecha. La carretera es amplia pero carece de señalización horizontal. Solo hay alguna sombra aislada y el tráfico brilla por su ausencia.
Fuentes: Tendríamos que entrar a Valderrama para encontrarlas. También es una opción válida como inicio del puerto, ya que se sube hasta el pueblo y luego se continúa en descenso hasta volver a encontrar la carretera más adelante.
Descripción: Esta carretera es paralela a la que une Frías con el Portillo de Busto y en principio parece que no tiene mucho sentido, ya que solo sirve para dar salida al pequeño pueblo de Valderrama hacia la zona alta de los Montes Obarenes, comarca bastante despoblada aunque rica en ganadería. Se habla de que este puerto era de paso para la llamada “ruta de los vinateros” que pretendía unir La Rioja con el puerto de Santander y que al parecer acabó en nada, aunque hay restos de una calzada cuya construcción algunos atribuyen a manos francesas durante la invasión napoleónica (o al menos que modificaron una existente) e incluso algunos la citan como romana, algo bastante improbable dadas sus características constructivas.
Yendo con la ascensión, el primer kilómetro, entre los cruces de entrada y salida de Valderrama, es una simple toma de contacto sin mayores dificultades. Pero llegados al segundo cruce el panorama cambia de forma radical, entrando en una rampa que ya supera el 11%. Luego la carretera sube como a escalones, con descansos seguidos de rampas fuertes de hasta el 15%. Tampoco hay que confiar mucho en estos descansos ya que algunos son engañosos a la vista y tienen mayor pendiente de lo que parece. En concreto uno que precede a la dura rampa final, que parece suave pero ronda el 9%. Ello se debe a que vemos mucho tramo de carretera que en su parte final llega al 17%, con lo que una pendiente que es la mitad, nos parece suave a la vista. Solo hay que fijarse en que el último km tiene una pendiente cercana al 12%. Así que de descanso, poquito. Esa rampa final se hace francamente dura ya que el trazado es absolutamente recto y parece que no llegamos nunca. Por la otra vertiente, apenas un corto descenso hasta empalmar con la carretera de Oña a Encío. Lo lógico, si no queremos descender por el mismo camino, es continuar hacia la derecha, llegar hasta La Aldea y allí optar por seguir hacia Oña, descender hacia Frías o incluso subir el Portillo de Busto y pasar a La Bureba. Ahora también existe otra posibilidad que es ir hacia la izquierda por el Parque Natural de los Montes Obarenes en dirección a Encío. Bonito y solitario trayecto que hasta 2020 tenía un largo tramo sin asfaltar pero en 2022 presenta un estado magnífico.
Mapa situación:

©