TENTUDÍA, MONASTERIO DE
Río Ardilla
BADAJOZ
Foro
25440
1100 m 10,24 km 523 m 5,1 % 112



Localización: Desde el punto más bajo tras pasar el río Ardila en la EX-103 alcanzaremos la población de Calera de León. En una rotonda hay un desvío perfectamente señalizado que nos indica la segunda y definitiva parte de la ascensión por la carretera BA-V-3002.
Especificaciones: Carretera en muy buenas condiciones, anchura y señalización suficiente hasta el desvío. Luego circularemos entre encinares que conforman la típica dehesa extremeña, acompañados de la presencia notoria del olivar. Más adelante entran en escena árboles de hoja caduca como el roble y el castaño y en la parte final el pinar de repoblación. Por tanto durante gran parte del recorrido podremos disfrutar de la presencia de sombra. El tráfico es muy escaso lo que va a permitir pedalear bastante relajados.
Fuentes: Solamente hemos observado una fuente, situada al finalizar la ascensión en las proximidades del monasterio que hay en la cima, por lo que es conveniente que llenemos previamente nuestros bidones.
Descripción: Los perfiles paisajísticos del sur de Extremadura, en los confines de Andalucía, se dibujan con castillos, hermosos pueblos de paredes blancas, leyendas e historia. Localizada en el extremo meridional de la comunidad extremeña, limitando con las tierras andaluzas, la sierra de Tentudía forma parte de la alineación montañosa de Sierra Morena. Su punto culminante, el pico Tentudía, se yergue con majestuosidad, orgulloso de ser la máxima altura de la provincia de Badajoz. En su falda se extiende la villa de Calera de León, destacando en su plaza mayor la maravilla arquitectónica del Conventual de Santiago, edificio renacentista construido en el siglo XV como residencia para los caballeros de esa orden.
Cuenta la leyenda que, en el siglo XIII, las tropas cristianas el mando de Pelay Pérez Correa, en su marcha hacia Sevilla se encontraron con las huestes musulmanas que opusieron una feroz resistencia. Como la noche se acercaba y la suerte de la batalla no terminaba de decidirse, Pelay se postró de rodillas e imploró a la Virgen con la siguiente frase: “Santa María, detén tu día”. Inmediatamente el sol se detuvo en el horizonte el tiempo necesario para que el ejército cristiano pudiese vencer al musulmán. En agradecimiento, el maestre Pelay ordenó construir en la cima de la montaña una ermita que venerase a la Virgen María, conocida como Santa María de Tentudía y que, posteriormente, fue convertida en monasterio.
Un par de kilómetros de inicio irán ganando en intensidad a medida que nos acerquemos a Calera de León. Una vez abandonada esta villa, tras dejar a un lado la ermita de la Virgen de los Dolores, recorreremos 4 km de suave pendiente en los que la encina y el olivar se alternan para dar cobijo en su sombra a los magníficos cerdos ibéricos que pastan libremente por la dehesa. Un pequeño repecho seguido de un corto pero fuerte descenso nos va a servir de preámbulo para afrontar la segunda parte del recorrido que comienza en el Km 6. Rápidamente la pendiente se endurece para situarse en torno al 7%, cifra que se mantendrá hasta el fin de la ascensión, solamente interrumpida por alguna rampa suelta de mayor entidad. Los árboles de hoja caduca como el roble y el castaño nos van a acompañar en este tramo de la ascensión, dando paso más tarde a los pinos. Los últimos metros se van a convertir en una suave transición hasta alcanzar la altiplanicie donde se alza el monasterio y que va a coincidir con el final de la carretera. Un maravilloso espectáculo aparece ante nuestros ojos y desearemos fervientemente que el día se detenga para disfrutar de ese incomparable marco en el que se puede apreciar gran parte de la comarca, con los paisajes de dehesas y las sierras típicas del sur de Badajoz. Y la obligada visita al monasterio nos hará admirar el precioso claustro mudéjar con dos pisos de arquerías de ladrillo, el retablo mayor realizado por Niculoso Pisano en 1518, y, presidiendo el templo, la imagen dieciochesca de la Virgen de Tentudía. Arte, Naturaleza y Paz en perfecta simbiosis.
(texto adaptado de Cristóbal Bernal)

Mapa situación: