ALPES
CAYOLLE, LA
Barcelonnette
919 visitas
Altitud: 2326 m Distancia: 27 km Desnivel: 1189 m Pendiente Media: 4,4 % Coeficiente: 190
Cayolle, La



Localización: La D-902 nos aleja de Barcelonnette y el valle del Ubaye, para convertirse en el alto en la D-2202 que nos permitirá alcanzar el valle del Var, hata la localidad de St. Martin-d’Entraunes.
Especificaciones: Carretera en buen estado, pero sin señalización horizontal, con un inicio en paralelo al río Bachelard muy sombreado y entre las paredes de su desfiladero, que darán paso, a medida que ganamos altura, a las praderas de alta montaña mucho más abiertas y soleadas.
Fuentes: No son muchas para una ascensión tan larga, pero hemos localizado un par de ellas, la primera al paso por Uvernet-Fours y la postrera en Fours-St. Laurent. En días de calor no deberemos dejarlas pasar.
Descripción: El primer puerto de la conocida como “Etapa de los Tres Gigantes” es este col de La Cayolle, en plenos Alpes del Sur, que con sus 2326 m marca el límite entre los departamentos de los Alpes Marítimos y los de la Alta Provenza. La carretera por la que pedalearemos a lo largo de casi dos horas partiendo de Barcelonnette asegura el enlace durante seis o siete meses al año entre el valle del Ubaye al norte y el del Var al sur. Discurriendo siempre al pie de los más de 3.000 m del Monte Pelado, resulta impracticable para el tráfico rodado entre diciembre y mayo a causa del espesor de la nieve acumulada en su trazado. Y es que a principios del pasado siglo esta ruta sólo podía ser transitada a lomos de cabalgaduras, hasta que en 1914 se intentó la apertura del paso montañoso por razones militares, tan válidas para los aficionados a la bicicleta como cualquier otra.
El topónimo que da nombre al puerto, cayolle, significa “chalet en los pastos de la alta montaña”, si bien el refugio de tal nombre se ubica un kilómetro antes del puerto. Para acceder hasta ese punto habremos de pedalear plácidamente durante 27 km, pero de tan reducida dificultad que nos permitirán disfrutar sin esfuerzos de lo que podríamos describir como un paseo en bicicleta por la alta montaña alpina. Sus primeros 5 km se mantienen constantemente por debajo del 3% salvo al paso por la localidad de Uvernet-Fours, donde a duras penas alcanza el 5%, con continuos puentes que hacen que el río discurra a una lado u otro de la carretera, mientras vamos adentrándonos en las magníficas Gargantas del Bachelard. Tras atravesar un puente grande y en zig-zag la carretera se estrecha y la pendiente se acentúa pero sin excesos de ningún tipo, lo que va ser la tónica general de la ascensión. Admiraremos un tajo espectacular y un puente de 100 m de altura poco antes de dejar atrás el desfiladero y alcanzar poco después el núcleo de Villard d’Abas y la zona de herraduras que sigue en un kilómetro al 6%, antes de la primera rampa de doble dígito del puerto.
Y entre pueblos, ermitas y puentes los kilómetros van cayendo hasta trazar una gran vaguada a la derecha que da acceso a la parte definitiva de la subida. Aún nos quedan 9 km que se inician con un kilómetro más exigente que contiene tres nuevas herraduras con rampas del 10%.
Entreteniéndonos con abetos, praderas y carteles que avisan del peligro de las marmotas llegaremos a los 5 km finales, estos sí de una entidad suficiente como para que el puerto pueda considerarse de 1ª categoría, pues vencen pendientes de un 7% de media. El tramo final es enormemente atractivo y, tras pasar junto al refugio del puerto, nos brinda en lo alto unas espectaculares vistas sobre el grandioso espectáculo de las montañas que envuelven el trazado sinuoso de la carretera que hemos recorrido. Y por mucho que hayamos madrugado siempre encontraremos montañeros que nos han tomado la delantera para adentrarse en alguna de las sendas que se encaraman a las cumbres más cercanas. A todo hay quien gane. Pero nuestro reto no ha hecho sino empezar: ahora nos faltan las ascensiones a los cols de Champs y Allos para vencer a los Tres Gigantes.
Mapa situación: