PIRINEOS
MADELEINE, CHAPELLE DE LA
Tardets-Sorholus
370 visitas
Altitud: 794 m Distancia: 7,4 km Desnivel: 568 m Pendiente Media: 7,68 % Coeficiente: 151
Madeleine, Chapelle de la



Localización: Nos encontramos en la localidad de Tardets-Sorholus, en el departamento de Pirineos Atlánticos. En su plaza, situados de espalda a la Oficina de Turismo, tomamos en ascenso la calle situada más a la izquierda. Al final de la misma, un corto descenso nos deja en un puentecillo que es donde se inicia el ascenso.
Especificaciones: Hasta Uthurry, carretera de unos 4 m de anchura, sin señalización horizontal y con firme en buen estado. Desde ese punto hasta el final, la carretera se estrecha aunque el firme sigue asfaltado presentando algunas irregularidades que no dificultan el rodar por ella. Bastantes sombras en los 5 km iniciales, que desaparecen totalmente en los dos duros kilómetros finales. El tráfico se puede decir que no existe.
Fuentes: Solo vamos a encontrar una en el inicio, junto a la citada Oficina de Turismo.
Descripción: Partiremos desde la misma plaza de Tardets para enfrentarnos a una ascensión bastante irregular, con continuos cambios de pendiente que no nos permitirán ir cómodos hasta llegar a Uthurry; a partir de ahí, los 3 km que restan hasta la cima son de una dureza considerable. Ya en el inicio nos encontramos con medio kilómetro al 11% de pendiente media como queriendo avisar que no va a ser una ascensión fácil. Luego viene el comentado tramo irregular de 4 km con pequeñas rampas que llegan al 15%, intercaladas en tramos de muy escasa pendiente e incluso un pequeño descenso. Al abandonar la carretera principal en Uthurry, dos tramos de 500 m cada uno al 14% y 13% de media, separados por un corto descanso, pondrán a prueba nuestras piernas y aún más si pega el sol.
Y cuando ya creemos que lo peor ha pasado, poco antes del final, aún tenemos que superar doscientos metros de rampa al 16% de media que en su máximo sobrepasa el 20%. Dos mínimas rampas y un paso canadiense nos dejan en una explanada con la ermita y unas antiestéticas antenas desde donde tenemos unas vistas espectaculares en 360 ̊: no es de extrañar que haya quien conozca a este panorámico enclave como “el balcón de Zuberoa”. Podemos ver los Pirineos desde el mar Cantábrico hasta más allá del Tourmalet y podremos identificarlos gracias a una mesa de orientación que nos permite ubicar los picos circundantes. Y por el otro lado la interminable llanura francesa. También es una zona privilegiada para los amantes del aeromodelismo.
Asimismo podremos visitar la capilla (al menos el día que subimos estaba abierta), que algunos señalan que se habría construido en el siglo XI sobre las ruinas de un pequeño templo romano tardío, del que queda una placa a un “dios desconocido”. Allí se encontró una piedra con una inscripción en latín que dedicaba el altar al dios vasco Herauscoritsehe, que rompía con las tesis del monoteísmo vasco primitivo y se conserva en el centro de interpretación homónimo en Tardets. Lo que hoy vemos es muy posterior. Realmente habrá merecido la pena el esfuerzo para llegar hasta allí.
Mapa situación: