PIRINEOS
PIAU-ENGALY
Fabian
1491 visitas
Altitud: 1871 m Distancia: 10,82 km Desnivel: 729 m Pendiente Media: 6,74 % Coeficiente: 144
Piau-Engaly



Localización: Partiendo de St. Lary-Soulan por la ruta que conduce a la frontera española, llegaremos a Fabian y luego nos desviaremos a la derecha pasado el núcleo de Aragnouet hacia esta estación de esquí.
Especificaciones: Carretera en buen estado y con señalización en los bordes. Sombras a tramos que desaparecen al final. Tráfico escaso salvo en época veraniega, porque en invierno no habrá muchos ciclistas que se atrevan a subir.
Fuentes: Hay una en Aragnouet.
Descripción: Ganar una etapa del Tour de Francia es un hecho digno de admiración. Y en 1999 fue Fernando Escartín quien entró en la historia del Tour después de atravesar en primer lugar la meta de la estación de esquí de Piau-Engaly tras una escapada legendaria. “Fue el mejor día de mi carrera deportiva, el de mayor alegría y mi mayor triunfo sobre el resto de victorias”, explicaba el ciclista de Biescas años después.
Pero hoy vamos a ser nosotros quienes escribamos una página inolvidable de nuestra historia personal enfrentándonos sobre nuestras “flacas” a la estación más alta (su cota máxima alcanza los 2528 m) de los Pirineos franceses, muy cercana a la frontera española, desde donde se accede por el túnel de Bielsa. Piau-Engaly se nos aparece muy integrada en el paisaje, bastante sombría, y con una reducida zona comercial en medio de un marco excepcional en el corazón pirenaico. La estación, de orientación norte, dispone durante toda la temporada de abundantes precipitaciones y bajas temperaturas, lo que asegura grandes espesores de nieve en la que fue elegida como "la estación más nevada del mundo" en 2015.
Para llegar hasta ella remontaremos el valle del Aure, ancho y bastante aislado, ya que el desarrollo industrial del siglo XIX y la vía férrea se detuvieron en su parte baja, cerca de Arreau. Goza de un clima privilegiado, ampliamente soleado, y protegido de las perturbaciones del oeste por el Pic Arbizon que domina su capital, Saint-Lary. La actividad humana ha sido aquí desde siempre esencialmente agrícola y pastoril y, excepto algunas explotaciones industriales en torno a la extracción de pizarra o minerales, el valle no padeció el boom industrial del siglo XIX. Administrativamente gozaba de una relativa autonomía y mantenía intercambios estrechos con sus vecinos españoles, siendo un lugar de paso sobre todo para los rebaños, pero también para peregrinos, mercaderes, traficantes, exiliados, etc.
Además el Valle del Aure ha sido catalogado como "País de Arte y de Historia", ya que, orgulloso de su pasado medieval, es el lugar ideal para descubrir el patrimonio cultural y artístico de los Pirineos. Así, deambulando por iglesias y capillas de sus 13 pueblos, podemos encontrar auténticas joyas excepcionalmente conservadas. Hoy vamos a conocer la capilla de los Templarios de Aragnouet, antiguo hospicio del siglo XII, de arquitectura románica, erigido para acoger a peregrinos en su camino hacia Compostela.
Pero vamos allá. Habrá quien nos tilde de globeros por considerar que los casi 9 km que separan St. Lary-Soulan de Fabian merecen la consideración de puerto, pero tendrá que reconocer con nosotros que son demasiados kilómetros picando hacia arriba como para no ser tenidos en cuenta, aunque no hay rampas que superen el 7%. Al llegar a la última localidad podemos dirigirnos a la Ruta de los Lagos (Cap de Long y Lac d’Aumar) en plena Reserva del Macizo de Néouvielle. Pero en esta ocasión seguiremos en dirección a España, hasta que unas rampas hasta del 13% se nos oponen para llegar a la población de Aragnouet, primero, y a la citada Capilla de los Templarios, después. Luego, en un puente sobre la neste, iniciamos a la derecha los casi 8 km que aún nos restan para alcanzar el éxito.
Todos ellos van en progresivo aumento de su pendiente media, sorprendiéndonos más de una vez con rampas de doble dígito. Su trazado, repleto de herraduras en los 4 km finales, no va a dejar insensible a nadie, por cuanto le concede al puerto una espectacularidad que recordaremos durante años. El final apoteósico en la estación no tendrá muchos aplausos de los aficionados al ciclismo, pero nosotros no los necesitamos para saber que hemos encontrado un hueco en la leyenda de nuestro particular tour cicloturista y vital.
Mapa situación: