ITALIA
FAUNIERA, LA
Pradleves
2874 visitas
Altitud: 2481 m Distancia: 26,1 km Desnivel: 1764 m Pendiente Media: 6,76 % Coeficiente: 465
Fauniera, La



Localización: Es la SP23 desde Monterosso Grana y luego la SP112 desde Pradleves; más tarde la SP333 desde mitad del puerto. Nos hallamos en los Alpes Cottian, en el Piamonte al norte de Italia.
Especificaciones: Carretera con señalización horizontal hasta Pradleves, que luego se estrecha mucho desapareciendo dicha señalización. Es prácticamente un camino asfaltado en la montaña y las sombras desaparecen por completo en los 10 km finales. Tráfico escaso salvo los turistas en época veraniega.
Fuentes: Conviene que nos aprovisionemos en los pueblos del recorrido, por si acaso.
Descripción: Cuando el Giro de 1999 incluyó en su recorrido este puerto, el revuelo que causó entre los aficionados y seguidores de este deporte fue considerable: un puerto de 2511 m de altitud completamente desconocido llamaba poderosamente la atención. ¡Cómo no iba a hacerlo!
Pero mucho antes incluso de la visita del Giro, el nombre de este puerto ya generaba polémica en sus proximidades. La denominación de «la Fauniera» se debía a un rocoso pico que dominaba el puerto en su vertiente oriental, pero dicho nombre causaba confusión a los habitantes de la zona. Tanto era así que, cuando en 1983 se iniciaron las obras para restaurar la deteriorada y abandonada carretera militar desde Chiappi hasta la cima, la prensa local estaba hecha un lío, y los lugareños aún más. Unos hablaban del puerto de la Fauniera, pero para los otros el puerto siempre había sido el Colle dei Morti (collado de los muertos), en honor a los soldados españoles y franceses a quienes sus enemigos saboyanos tendieron aquí una emboscada para apedrearlos hasta la muerte en el año 1744. La historia es aún más desgraciada, porque las facciones beligerantes ya habían sellado la paz en los valles, pero la noticia llegó demasiado tarde a las tropas situadas en las montañas.
Para el Giro quizás el nombre resultaba demasiado macabro. No cabe duda, la denominación de Colle dei Morti daba escalofríos a Carmine Castellano, por aquel entonces director del Giro. El político local, Ferruccio Dardanello, amigo de Castellano, llevaba años presionando para que el puerto se incorporara a la Corsa Rosa. Juntos ascendieron el puerto y el responsable máximo de la carrera quedó impresionado y fascinado con la escalada por la vertiente de Pradleves. Exigió, no obstante, un reasfaltado y arreglo integral de la carretera, en especial de la vertiente que debía bajarse, la de Demonte, para hacerla transitable y segura para una carrera ciclista. Así se hizo, y por fin el 29 de mayo de 1999, en la 14ª etapa entre Bra y Borgo San Dalmazzo, de 187 km, este coloso hizo su debut en el ciclismo profesional y salió del anonimato en el que había vivido escondido durante tantos años para el público en general.
Castellano escribió después: «El día que subimos el puerto para su inspección había una vieja señal de madera que decía “Colle de la Fauniera, 2.511 m”, justo en el lugar donde hoy está el monumento a Pantani. El día de la carrera el cartel había desaparecido. Hubo luego algunas personas que intentaron generar polémica con este asunto, pero consultando con antiguos mapas militares comprobamos que el nombre de la Fauniera era el adecuado, y así se ha quedado. Medido con exactitud posteriormente, también comprobamos que no llegaba a los 2.500 m, quedándose muy cerca, en los 2.481 m».
La vertiente de Pradleves es la que se ha empleado para subir en carrera hasta la fecha. La otras dos se usaron para bajar: Demonte (1999) y Ponte Marmora (2003). La estrechez de la carretera y el paisaje característico de las partes altas de La Fauniera son comunes en las tres vertientes. Es una subida sumamente irregular, con pendientes bruscas y en ocasiones muy fuertes. El asfalto en la parte alta se agarra, y dificulta aún más su ascensión.
La subida tiene partes diferenciadas. Una primera suave, remontando poco a poco el valle y con pendientes modestas. Para cuando llegamos a la localidad de Campomolino, la pendiente ya ha subido considerablemente, pero es el punto donde dos herraduras al 11% marcan el inicio de la primera parte dura de la ascensión. Serán 7 km al 9,7% de media, pero con kilómetros enteros por encima incluso del 11%.
Tras llegar al Santuario di San Magno, recuperaremos un momento en un tramo llano antes de afrontar la parte final de la escalada: otros 7 km al 9%, pero que se hacen bastante más fáciles que los 7 km anteriores, porque ni las pendientes máximas son tan altas, ni la media de todos ellos es tan elevada. A poco más de un kilómetro veremos la vertiente que viene de Ponte Marmora en Col de Esischie, y sabremos que estamos ya muy cerca de nuestro objetivo. Descontado ese kilómetro en el Santuario para coger un poco de aire, beber y recuperar mínimamente, estamos hablando de 14 km a casi el 9,5% de media en su parte final: números que dejan muy a las claras lo que supone subir esta vertiente del puerto.
Pese a que solo se ha subido dos veces, la Fauniera presenta en su cima un elegante monumento en honor del gran escalador transalpino, Pantani. No cabe duda de que el recuerdo del «pirata» perdura y perdurará siempre en la mente de los aficionados.

(comentario de Rubén Berasategui)

Mapa situación: