GRECIA
PROFITIS ILIAS
Puerto Athinios (Santorini)
2921 visitas
Altitud: 562 m Distancia: 9,42 km Desnivel: 559 m Pendiente Media: 5,93 % Coeficiente: 117
Profitis Ilias



Localización: Ninguna dificultad para encontrarlo. Se inicia en el puerto de Athinios, el único puerto de la isla, donde atracan y parten todos los ferries que comunican Santorini con otras islas y con el puerto de El Pireo en Atenas.
Especificaciones: Carretera amplia, con señalización horizontal en algunos tramos, hasta Pyrgos. Luego se estrecha y mantiene señalización lateral. El asfalto está en buen estado. Los últimos metros son de hormigón con buen firme. Solo alguna sombra muy aislada. Además, en estas islas es normal un viento bastante fuerte y molesto, el meltemi. El tráfico de salida del puerto es muy variable, dependiendo de la llegada de barcos. Si pillas un hueco entre ellas, puede que solo te cruces con algún vehículo. Pero si coincides con la llegada de un par de ferries, puedes encontrarte con una fila interminable de autobuses y vehículos particulares. De todos modos, tampoco es muy peligroso, dada la poca velocidad que pueden desarrollar en este tramo. A partir de Pyrgos, el tráfico es más bien escaso.
Fuentes: En toda la isla no hay una sola fuente pública, pero no hay ningún problema para adquirirla en el puerto o en Pyrgos.
Descripción: Si espectacular es la ascensión a las ruinas de la antigua Thira en esta isla de Santorini, ésta que presentamos lo es tanto o más, al menos en su parte inicial. Ya dimos unas pinceladas de la isla en la altimetría citada, así que no vamos a repetirnos en lo posible. Este puerto de Athinios está ubicado en la parte interior de la isla, donde el cortado casi vertical de las paredes de la caldera, hacen que sea un puerto natural, ya que ese cortado continúa unos cientos de metros por debajo de la superficie marina. Eso hace que solo hayan tenido que hacer una zona de muelles, sin preocuparse del calado, ya que es tremendo. El mayor problema fue construir la carretera para salvar los 250 metros de acantilado casi vertical, circunstancia que da una enorme espectacularidad a este inicio de ascensión. La pena es que antes de iniciarla, debemos descender necesariamente por la misma carretera. Bueno, eso si no llegamos en barco y con bicicleta y queremos hacer una entrada espectacular en la isla, mientras alguien lleva nuestra maleta al hotel.
Descendiendo hacia el puerto, encontraremos una señal del 20% de pendiente, algo que asusta. Pero no hay por qué preocuparse, porque a alguien se le fue la olla cuando la colocó, ya que ni de lejos se llega a esa cifra. Quizá nos acerquemos en el interior de alguna herradura, pero la rampa es tan corta que no merece la pena considerarla. Para salvar esta pared, deberemos trazar siete herraduras en tres km, lo que nos da unas increíbles vistas, en todas direcciones, de la zona de la caldera y de la capital, Fira, colgada en el acantilado. La pendiente más fuerte, un 13%, la encontramos llegando a la confluencia con la carretera principal de la isla. Seguimos esta carretera, ya con menor pendiente y vistas hacia la cima, durante casi un km y deberemos estar atentos para tomar a la derecha el cruce señalizado hacia Pyrgos, donde arribamos otro km después, tras superar un par de pequeños toboganes. Pyrgos, a nuestro modo de ver el pueblo más bonito de la isla, fue la capital de la misma antes de que lo fuera la actual, Fira. Merece la pena perderse por sus retorcidas y empinadas callejuelas hasta llegar al castillo medieval en lo alto, desde donde se tienen unas vistas magníficas de toda la isla. Este recorrido solo se puede hacer a pie. Siguiendo con la ruta, al final de Pyrgos tenemos un corto descenso, para enfilar el tramo final, tras dejar un cruce a la derecha. En este tramo, de unos cuatro km al 7% de media, la pendiente fluctúa bastante con máximos de hasta el 15%, pero las rampas duras son cortas. Como la carretera describe varias herraduras, vamos teniendo unas increíbles vistas de la isla en todas direcciones. Si se va a Santorini, esta subida es de visita obligada. La ascensión finaliza en la valla de entrada a unas instalaciones de antenas y radar. El monasterio Profitis Ilias (Profeta Elías), está cien metros antes y merece una visita, al menos a su recinto exterior. No es antiguo, data del S.XVIII, pero es interesante y con unas magníficas vistas al sur de la isla. Si el día está claro, se pueden ver islas próximas y alguna no tan próxima. Para quedarse un rato en la cima contemplando el espectáculo.
Mapa situación: