ITALIA
MONCENISIO–MONT CENIS
Susa
309 visitas
Altitud: 2084 m Distancia: 38,1 km Desnivel: 1584 m Pendiente Media: 4,16 % Coeficiente: 388
Moncenisio–Mont Cenis



Fotos cortesía de ZIKLO
Localización: En el Piamonte, provincia turinesa, se ubica Susa, de donde partiremos por la SS25 para desviarnos enseguida a la SP210 que nos lleva al pueblo que da nombre al puerto, donde pasa a llamarse SP212. Luego enlazaremos de nuevo con la citada ruta principal hasta el alto, ya en territorio galo.
Especificaciones: La carretera hasta Novalesa es ancha y con señalización horizontal, sin excesivo tráfico. Pero al atravesar en esa localidad el puente sobre el torrente Cenischia, entramos en una ruta de montaña, muy estrecha y con muchas sombras. La soledad es absoluta. 11 km más adelante el enlace con la SS25 nos devuelve al mundo de la civilización rodante.
Fuentes: En una subida tan larga más nos vale aprovisionarnos en Susa o al paso por Novalesa antes de abordar el tramo más duro hasta el pueblo de Moncenisio, donde encontraremos una fuente más.
Descripción: Conocer la ascensión al Mont Cenis por su vertiente italiana era de uno de los retos que teníamos pendientes. Es un puerto muy largo (33 km), y lo hemos superado atravesando el pueblo de Moncenisio , dándole así un toque de mayor encanto. Y nos hemos decidido por incluir esta altigrafía en el país transalpino por cuanto la parte más extensa y dura de la ascensión parte y discurre por Italia.
Partimos de Susa, bella localidad del oeste italiano, capital de los Alpes Cotios en tiempos del imperio romano y cuyo Arco de Augusto bien merece nuestra atención. Nos separamos de la ruta habitual al Mont Cenis (nombre francés de este puerto) en el Km 1 para adentrarnos en un ambiente de mucha humedad que invita a entender mejor el porqué del color verde imperante en la zona, conociendo bonitos y encantadores pueblos, lo que hace que el entorno te embriague con ese encanto especial que tienen los puertos alpinos. Tras una zona rectilínea y muy llevadera que va atravesando pequeñas poblaciones, llegamos al tramo más interesante de toda la subida, donde la “cosa” empieza a ponerse dura. Abandonando nuestra ruta en Novalesa, entramos en una zona de curvas y herraduras exigentes, a la vez que la frondosidad del lugar y las cascadas de agua que vemos en la montaña contigua nos hacen sentir lo afortunados que somos. Conviene, eso sí, que nos lo tomemos con calma, porque nos enfrentamos a 5 km al 10% de media y rampas máximas del 16%.
Coronamos Moncenisio, topónimo que parece derivar de "monte delle ceneri" (montaña de las cenizas), ya que, según la tradición, después de un incendio forestal, una gran cantidad de ese material se acumuló en tierra. Es el momento de tomarnos un ligero descanso al paso por el pequeño Lago della Ferrera y luego 4 km cuesta abajo, que nos llevan a enlazar con la vertiente tradicional del puerto. Aquí ha finalizado el colle de Moncenisio por cuanto, tras haber superado un Categoría Especial, podemos dejarnos caer hacia Susa en busca de nuevas aventuras, que abundan en la zona.
Si continuamos en ascenso, la carretera se vuelve más ancha y la pendiente más llevadera. Hasta la frontera francesa, ya en el Km 25, la pendiente media se sitúa entre el 6 y el 8%. Afrontamos entonces una larga recta que nos permite recuperar fuerzas y sobre todo ver, al fondo y con tiempo, una zona de curvas que deberemos superar disfrutando del panorama que se va ensanchando por momentos.
Y llegamos a la parte final, donde tenemos de postre las vistas sobre el embalse con las montañas nevadas al fondo. El espectáculo es idílico y la sensación de flotar indescriptible. Junto al cartel de puerto, coronamos con satisfacción y a la vez tristeza porque la cita ha llegado a su fin. Y aún nos quedan unos kilómetros de sube y baja hasta llegar al bar del considerado col de Mont Cenis por su vertiente francesa, cuya cota es 12 m menor.
Nos despedimos así de este coloso alpino de dilatada y trascendental historia desde tiempos de Aníbal, pasando por Constantino el Grande y Carlomagno, hasta llegar a Napoleón y ver morir en su entorno a combatientes de la 2ª Guerra Mundial. Y todo ello porque este puerto fue la principal ruta de paso de Italia a Francia hasta el siglo XIX. Un dato más: por su cima han pasado en cabeza grandes ciclistas como Bahamontes y Chiapucci. ¿No es esto formar parte de la gran Historia?
Mapa situación: