AUSTRIA
HOCHTOR PASS
Fusch
783 visitas
Altitud: 2504 m Distancia: 26,3 km Desnivel: 1693 m Pendiente Media: 6,44 % Coeficiente: 500
Hochtor Pass



Localización: Comenzamos la altimetría en Fusch an der Großglocknerstraße, en el Tirol austríaco, concretamente junto a la Oficina de Turismo y la Iglesia.
Especificaciones: Discurriremos por la carretera alpina de «Großglockner Hochalpenstraße» que se dirige hacia a la montaña más alta de Austria, el «Großglockner» (3798 m). El firme está en excelente estado al ser una carreta de pago y cuenta con señalización horizontal. Siendo una de las zonas más visitadas de Austria el tráfico es abundante. Sin sombra, salvo al inicio. En invierno está cerrada.
Fuentes: Fuentes como tal no hemos visto salvo la de enfrente de la iglesia justo al inicio de nuestra ascensión, pero podremos aprovisionarnos en los bares que hay en el km 20, en la cima de Hotchor Pass y en el Refugio.
Descripción: Si consideramos que el Stelvio es “El Rey de los Alpes” cualquiera que haya subido este puerto entenderá que ese título debería ser compartido por el Hochtor Pass, ya que nos encontramos ante otro gran coloso que nada tiene que envidiar ni en números ni en belleza a Su Majestad Stelvio. Si bien es verdad que aunque es uno de los lugares más visitados de Austria por el turismo, no es un puerto muy conocido por el cicloturismo, ya que no está presente en ninguna de las tres grandes. ¿Pero no lo hace eso mucho más interesante?
La carretera, «Grossglockner Hotchalpen Strasse», es una vía de peaje para vehículos a motor, un caro peaje que no evita que la carretera sea atravesada cada año por miles de coches, algo que lamentablemente comprobaremos durante la ascensión. Son 45 km de carretera con muchas kehre (curvas de herradura); y si subimos sus dos vertientes y añadimos la subida al refugio «Franz Joseph Hohe» y al «Edelweissspitze» podemos acumular 4000 m positivos en poco más de 80km.
Comenzaremos la ascensión en su vertiente norte, desde Fuchs. Los primeros 7 km hasta el peaje, son mayormente suaves y se ascienden en paralelo al río Fuscher Ache. Poco tienen que ver con lo que nos espera a partir del kilómetro 7, donde dejaremos atrás el peaje del que los ciclistas actualmente nos libramos (en otros tiempos fue de pago) y empezaremos la verdadera ascensión con un tramo realmente duro: 13,2 km al 9,3%.
A medida que vamos remontando el valle vamos dejando a nuestra derecha los imponentes picos y glaciares de la cordillera Hohe Tauern. Ascendemos prácticamente en línea recta hasta el kilómetro 9 donde empiezan a aparecer las primeras herraduras señalizadas (kehre en alemán) y más adelante en el km 15, donde se encadenan 6 horquillas seguidas que nos dejan en el kilómetro 20 junto al museo «Haus Alpine Naturschau» a 2260 m, donde también encontraremos un restaurante.
Hasta aquí el Hochtor Pass comparte trazado con el Edelweissspitze. Nos desviaremos a la izquierda si queremos coronar esta cima y su mirador panorámico a 2571 m, para lo que tendremos que superar 2 duros kilómetros adoquinados con un desnivel de dos dígitos. Desde la cima se aprecia claramente el camino por el que venimos y lo que nos queda por recorrer hasta la cima.
Pero seguimos con nuestro ataque al Hochtor Pass para lo que tendremos que continuar a la derecha y llegar al mirador «Fischer Tör» (2428 m) donde nos encontramos un monumento a los trabajadores que murieron en la construcción de la carretera y una mirilla para ubicar y admirar el pico más alto de Austria que muchas veces da nombre al puerto: el Grossglockner (3798 m).
A partir de aquí una bajada de unos 2 km hasta el lago de Fuscher para coger aire y afrontar los últimos 4 kilómetros de ascensión, más tendidos que el tramo anterior y en los que pasaremos por 2 túneles bien iluminados. Al atravesar el segundo de ellos se abre a nosotros la vertiente sur del puerto y habremos coronado otro gran coloso de los Alpes: el Hotchor Pass. En la cima, a 2504 m (y haciendo honor a lo turístico del puerto), encontraremos un restaurante y tienda de souvenirs.
Pero si pensáis que la ruta ya ha terminado estáis muy equivocados. Podemos llegar a este punto satisfechos en cuanto a la sublime belleza y a la extrema dureza del puerto, pero lo mejor está por venir. Y es una tarea obligatoria descender los 7 kilómetros de la vertiente sur para coger un desvío que nos lleva al tesoro oculto de esta carretera panorámica: una subida de otros 7 km para alcanzar el refugio de «Franz Joseph Hohe» (2369 m), con un mirador increíble —que compensa todo el esfuerzo realizado— al mayor glaciar de Austria, el Pasterze con el mejor telón de fondo: el Grossglockner.
Demasiadas estampas y demasiadas sensaciones para procesar y guardar con tan sólo una subida. Es un puerto que todo cicloturista debería subir, al menos dos veces en la vida.
(texto de Ester Iniesta)


Mapa situación:

 
 Vídeo:
 
 
©